“La máquina del tiempo” (ciclo 2).

Uno de los pasajes de esta obra cuenta cómo el protagonista viaja al lejano futuro y se encuentra con un sol casi apagado, un mar completamente negro y una figura negra de un extraño monstruo que asoma por las aguas. Es una novela realmente impresionante.

Recuerdo que de los diecinueve programas de que consta la etapa diez tan sólo en tres hemos conseguido confeccionar una lista mínima de motivos (es decir, seis o siete o más de siete); de los demás programas no. Por eso estamos haciendo estas reflexiones someras en cada uno de los programas, porque no disponemos de más material. Es que hacer una lista acerca de un libro, que no es un tema como era lo acostumbrado, ya que la etapa diez se dedicó exclusivamente a títulos de libros, es muy difícil.

Religión de mañana. Oremos. Oh Dios, que bajo el admirable Sacramento nos has dejado un recuerdo de tu Pasión: te pedimos nos concedas venerar de tal modo los sagrados misterios de tu Cuerpo y Sangre, que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu redención. Señor, que vives y reinas con Dios Padre en unidad del Espíritu Santo, Dios por todos los siglos de los siglos. Amén.

Atiende, Señor, a las súplicas que te hacemos en la festividad de tu Santo Confesor Pío de Pietrelcina; y pues no confiamos en nuestros méritos, seamos socorridos con los ruegos del Santo que supo agradarte. Por N. S. J. C. …

Rogámoste, Señor, nos libres de todo peligro de alma y cuerpo; y por intercesión de la gloriosa siempre Virgen Santa María, Madre de Dios; de San José, de tus santos Apóstoles Pedro y Pablo, y de todos los Santos, concédenos, benigno, la salud y la paz; para que, destruida toda adversidad y error, tu Iglesia te sirva con segura libertad. Por el mismo…

Receta de mañana. Judías con albóndigas y jamón. Cocer unos 125 gramos de judías verdes en abundante agua hirviendo con sal. Cuando estén tiernas, escurrirlas y reservar. Salpimentar unos 40 gramos de carne picada y formar pequeñas albóndigas. Calentar un poco de aceite en una sartén y freír las albóndigas. Retirarlas de la sartén y, en el mismo aceite, saltear unos 15 gramos de jamón cortado a dados a ser posible. Añadir las judías y las albóndigas y verter una cucharada de salsa de tomate. Rectificar de sazón y cocer durante uno o dos minutos. Servir bien caliente.

“Rimas y leyendas” (ciclo 2).

De las rimas de Bécquer mi favorita es “Tu pupila es azul”, y de las leyendas, “El monte de las ánimas”.

Religión de mañana. Oremos. Oh Dios, que bajo el admirable Sacramento nos has dejado un recuerdo de tu Pasión: te pedimos nos concedas venerar de tal modo los sagrados misterios de tu Cuerpo y Sangre, que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu redención. Señor, que vives y reinas con Dios Padre en unidad del Espíritu Santo, Dios por todos los siglos de los siglos. Amén.

Tu misericordia, Señor, purifique y defienda continuamente a tu Iglesia; y pues sin Ti no puede subsistir incólume, sea siempre gobernada por tu gracia. Por N. S. J. C. …

Rogámoste, Señor, nos libres de todo peligro de alma y cuerpo; y por intercesión de la gloriosa siempre Virgen Santa María, Madre de Dios; de San José, de tus santos Apóstoles Pedro y Pablo, y de todos los Santos, concédenos, benigno, la salud y la paz; para que, destruida toda adversidad y error, tu Iglesia te sirva con segura libertad. Por el mismo…

Receta de mañana. Sopa de puré de habichuelas secas. Se cuecen las habichuelas con agua hasta que estén tiernas, echándoles entonces la sal. Hecho esto, se les quita el caldo, se machacan y pasan por el chino, formando el puré. En un poco de aceite se fríen unos cuadraditos de pan y con el aceite que sobre de este frito se rocía el puré de habichuelas, se le da un hervor con un poco del agua donde cocieron y se vierte en la sopera, donde estará el pan ya frito.

“Narraciones extraordinarias” (ciclo 2).

“Narraciones extraordinarias” es el título con que apareció la edición de cuentos de Edgar Allan Poe que presentó Baudelaire a los lectores franceses. Edgar Allan Poe y E. T. A. Hoffmann (así como Washington Irving en algunos relatos) son los primeros autores del género de terror, si es que dejamos aparte la novela gótica inglesa.

Religión de mañana. Pedímoste, Señor, ser socorridos por las oraciones del Apóstol y Evangelista San Mateo; para que por su intercesión se nos conceda lo que no alcanzamos con nuestros méritos. Por N. S. J. C. …

Receta de mañana. Patatas parisienses. Se fríe una cebolla cortada a pedazos en manteca de cerdo o aceite. Se le añaden dos vasos de agua, un kilo de patatas cortadas a rodajas, tomillo, perejil, laurel, hierbabuena y sal y se deja que vayan cociendo a fuego lento.

“La vuelta al mundo en ochenta días” (ciclo 2).

Los muchos sucedáneos que han resultado de esta obra, tanto impresos, como en cine y en televisión, no han logrado igualar la extraordinaria calidad de esta novela de Julio Verne. Y con ello no me refiero a la obra “La vuelta al día en ochenta mundos”, de Julio Cortázar, por supuesto, del cual tendremos ocasión de hablar en otro programa.

Religión de mañana. Oremos. Oh Dios, que bajo el admirable Sacramento nos has dejado un recuerdo de tu Pasión: te pedimos nos concedas venerar de tal modo los sagrados misterios de tu Cuerpo y Sangre, que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu redención. Señor, que vives y reinas con Dios Padre en unidad del Espíritu Santo, Dios por todos los siglos de los siglos. Amén.

Atiende, Señor, a las súplicas que te hacemos en la festividad de tu Santo Confesor Andrés Kim Taegon; y pues no confiamos en nuestros méritos, seamos socorridos con los ruegos del Santo que supo agradarte. Por N. S. J. C. …

¡Oh Dios!, que cada año nos alegras con la solemnidad de tus Santos Mártires Pablo Chong Hasang y compañeros, concédenos propicio que, pues festejamos sus méritos, nos enfervoricemos con sus ejemplos. Por N. S. J. C. …

Concédenos, Te rogamos, Dios todopoderoso, que la veneranda solemnidad de tu santo Apóstol Mateo, para la cual nos preparamos, nos aumente la devoción y la salud. Por N. S. J. C. …

Receta de mañana. Alubias secas. Lavar medio kilo de alubias secas; ponerlas en la olla; cubrirlas con agua fría. Ponerlas a fuego suave para que llegue a hervir lentamente. Cuando empiece a hervir apagar el fuego y dejarlas reposar; doblarán de volumen. Escurrirlas y desechar el agua; ponerlas de nuevo en la olla; agregar agua hirviendo en abundancia; añadir un ramillete de tomillo, laurel y perejil, dos zanahorias, una rama de apio, un diente de ajo y una cebolla con un clavo incrustado. Cuando hierva, reducir el fuego para que cueza a medio hervor hasta su completa cocción y rectificar de sal. Desechar el ramillete de hierbas. Estas alubias sirven de acompañamiento para toda clase de platos de carne, pescado, etc. Esta manera de cocer las alubias evita el principio de fermentación que se produce al ponerlas en remojo. Es ideal para estómagos delicados.

“La isla del tesoro” (ciclo 2).

Aquí tenemos la que podríamos definir como la más característica novela de piratas. A mí el personaje de Long John Silver, a pesar de ser un malvado, llega a hacérseme simpático.

Religión de mañana. ¡Oh Dios!, que cada año nos alegras con la solemnidad de tus Santos Mártires Jenaro y compañeros, concédenos propicio que, pues festejamos sus méritos, nos enfervoricemos con sus ejemplos. Por N. S. J. C. …

Receta de mañana. Menestra de verduras. Desgranar un kilo de guisantes y un kilo de habas tiernas; limpiar una docena y media de alcachofas dejando solamente el corazón; limpiar a continuación un kilo de puntas de espárragos. Poner a cocer las verduras en agua salada hirviendo, a excepción de los espárragos que se ponen en agua fría; todas las verduras deben cocer por separado durante cuarenta o cincuenta minutos. Una vez cocidas las verduras se pone al fuego una cazuela con dos decilitros de aceite y cuando esté caliente se agregan 150 gramos de jamón, tres ajos tiernos y una cucharada de harina; una vez rehogado el jamón, se añaden todas las verduras y se acaba de rehogar a fuego lento durante unos diez o quince minutos. Disponer las verduras en una fuente colocadas en grupos.

“Canción de Navidad” (ciclo 2).

“Cuento de Navidad”, o, si nos ceñimos literalmente al título en inglés, se traduce por “Canción de Navidad”, es un cuento sobradamente conocido de Charles Dickens, muy sentimental. Se ha acusado a Dickens de sentimentalismo. Yo no lo veo tal, he leído casi todas las obras de Dickens y sí, hay detalles de ternura, en algunas obras más que en otras, pero me parece más bien un autor que, por las penalidades que pasó, conoce lo que es trabajar y las tribulaciones de la clase media.

Religión de mañana. Oremos. Oh Dios, que bajo el admirable Sacramento nos has dejado un recuerdo de tu Pasión: te pedimos nos concedas venerar de tal modo los sagrados misterios de tu Cuerpo y Sangre, que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu redención. Señor, que vives y reinas con Dios Padre en unidad del Espíritu Santo, Dios por todos los siglos de los siglos. Amén.

Rogámoste, Señor, nos libres de todo peligro de alma y cuerpo; y por intercesión de la gloriosa siempre Virgen Santa María, Madre de Dios; de San José, de tus santos Apóstoles Pedro y Pablo, y de todos los Santos, concédenos, benigno, la salud y la paz; para que, destruida toda adversidad y error, tu Iglesia te sirva con segura libertad. Por el mismo…

Rogámoste, Señor, acojas benigno las súplicas de tu Iglesia; para que, destruida toda contradicción y error, te sirva con segura libertad. Por N. S. J. C. …

Receta de mañana. Estofado de ternera. Comprar unos 300 gramos de carne de ternera para estofar, cortada en trozos uniformes, bastante grandes. Rebozar en harina sazonada. Freír las rodajas de una cebolla en 15 gramos de mantequilla y una cucharada de aceite hasta que queden doradas. Añadir la carne, una zanahoria cortada a dados, una penca de apio y un tomate pelado y picado, un ramillete de hierbas (tomillo, laurel y perejil), y condimento. Remover todo con la cebolla durante dos minutos. Añadir el zumo y la cáscara rallada de un limón, un decilitro de vino blanco y una cucharada de concentrado de tomate desleído en una taza de agua. Sazonar y dejar hervir a fuego lento durante una hora y pico. Colocar la carne en una fuente caliente; retirar el ramillete de hierbas. Pasar la salsa por el chino. Cubrir la carne con la salsa y espolvorear con perejil picado. Servir acompañado de arroz cubierto con mantequilla derretida y queso rallado. Una variante de esta receta es, para dar más sabor a la salsa, añadir un diente de ajo y agregar más corteza de limón rallada.

“El retrato de Dorian Gray” (ciclo 2).

He aquí un magnífico libro de un autor muy original, Oscar Wilde. Sorprende la naturalidad con la que se asume lo sobrenatural en la novela. En el primer programa de esta etapa diez, “Las mil y una noches” 2004, el presentador Luis Roderas dijo que era Salomé la que bailaba la danza de los siete velos. Y, efectivamente, hay una obra corta de Oscar Wilde, “Salomé”, donde lo cuenta.

Religión de mañana. ¡Oh Dios!, que para confutar las insidias de los errores, y para defender los derechos de la Sede Apostólica, adornaste a tu santo Pontífice y Doctor Roberto con admirable sabiduría y santidad: por sus méritos e intercesión otórganos que crezcamos en el amor a la verdad, y que los corazones de los que yerran vuelvan a la unidad de tu Iglesia. Por N. S. J. C. …

Receta de mañana. Calabacines a la italiana. Pelar un kilo de calabacines, lavarlos y cortarlos en trozos de dos o tres cm. de grueso por cinco o seis cm. de largo. Salar y freír en un decilitro y medio de aceite de oliva hasta que tomen un color ligeramente dorado. Reservar en un recipiente. En el aceite sobrante freír tres dientes de ajo, dos hojas de laurel y media cebolla picada. Cuando la cebolla esté tierna, verterla sobre los calabacines, cubrir con agua y hervir. Agregar tres clavos de especia y vinagre al gusto, pero de manera que el plato quede con un sabor un poco fuerte. Conservar en el frigorífico durante unos días para que tomen el sabor del aliño.

“Sandokán” (ciclo 2).

“Sandokán” es el título con el que se edita una versión incompleta de la obra de Emilio Salgari llamada “Los tigres de Mompracem”, que destaca por su acción.

Religión de mañana. Te rogamos, Señor, que la solemnidad de los Santos Mártires y Pontífices Cornelio y Cipriano nos defienda: y su veneranda intercesión nos recomiende. Por N. S. J. C. …

Receta de mañana. Judías verdes estofadas. En una cazuela amplia se pone un kilo de judías verdes limpias y cortadas en trozos regulares; una cebolla grande muy picada; dos tomates rojos y maduros pelados y cortados en dados; una zanahoria cortada en rodajitas; un pimiento verde cortado en trozos; un diente de ajo y una rama de perejil enteros; un vaso de agua, medio vaso de aceite de oliva y sal. Se tapa la cazuela y se hace a fuego mediano, vigilando que el guiso no se quede seco. Cuando la verdura esté a media cocción se agrega una patata grande pelada y cortada en dados. Se deja cocer durante quince o veinte minutos más. La salsa, aunque ligera, deberá quedar ligeramente trabada. Si quedara un poco aguada, se cocerá con la cazuela destapada durante unos minutos.

“Drácula” 2004 (ciclo 2).

Vamos a traer la lista de motivos que preparamos para “Drácula” 2004: los Alpes de Transilvania; el Danubio; Bratislava; Moldavia; Polonia, Hungría, Silesia, Moravia, Austria y Lorena; Donald R. Griffin y los ultrasonidos; la batalla de Varna y Vlad Drácula; Empusa; la vampiresa; John William Polidori; “El castillo de los Cárpatos”, de Julio Verne; la asamblea de Blasendorf; los trogloditas etíopes; Carl Theodor Dreyer; “El vampiro de Düsseldorf”; las “Cartas judías” de Argens; Jakub Arbes; los broucolacas; y “La hija de Drácula”. A esta lista podemos añadir tres motivos más: “El jovencito Drácula”; el hospodar; y Jean Painlevé. Por otra parte, encontramos historias de vampiros en las “Cartas judías” de Argens, a quien los jesuitas acusaron de incrédulo y luego se convirtió. Y en España durante la Guerra Civil el cine de terror tenía su exponente en “La hija de Drácula”, a la que presentaban como “más inhumana que su padre”. Y una vampiresa, palabra derivada del inglés “vamp”, que significa lo mismo, es una actriz que interpreta personajes de mujer coqueta y fatal, y por extensión una mujer de gran atractivo físico, coqueta y casquivana.

Religión de mañana. ¡Oh Dios!, en cuya Pasión, según la profecía de Simeón, el alma dulcísima de la gloriosa Virgen y Madre María fue traspasada con una espada de dolor: concédenos propicio, que cuantos celebramos con veneración sus dolores, consigamos el efecto feliz de tu Pasión: Que vives y reinas…

Rogámoste, Señor, guardes a tu Iglesia con no interrumpida clemencia; y pues sin Ti resbala nuestra naturaleza mortal, con tus auxilios apártala siempre de lo dañoso, y encamínala a lo saludable. Por N. S. J. C. …

Receta de mañana. Sopa de calabaza. Se cuecen en agua con sal seis trozos de calabaza amarilla, bien mondada. Cuando estén cocidos se les escurre el agua para que queden secos y con un tenedor se trituran para deshacerlos, mezclándoles después un litro de leche muy caliente, una cucharada de manteca y dos huevos batidos, teniendo presente que en esta sopa no debe cocerse el huevo. Al servirla, se le pone pan tostado.

“Las mil y una noches” 2004 (ciclo 2).

Vamos a traer la lista de motivos que preparamos para “Las mil y una noches” 2004: el roc; las huríes; la chilaba; Ettore Rossi; Harum al-Raschid; Jádir; la “noche del destino”; las maqamas; Siria; el behaísmo; y el monte Arafat. A esta lista podemos añadir tres motivos más: Alí Babá y Simbad; Sahrazad; y la babucha. Por otra parte, la “noche del destino” es la noche del mes de Ramadán en la cual, según los musulmanes, Dios fija el destino de los hombres para el año que sigue. Y el behaísmo, doctrina religioso-moral, predicada por Behá-Ullah, tiende a transformar el babismo, convirtiéndolo en una religión única. En realidad, es un racionalismo antiislámico e irreligioso.

Religión de mañana. ¡Oh Dios!, que en este día nos alegras con la solemnidad anual de la Exaltación de la Santa Cruz: rogámoste nos concedas que, pues conocemos en la tierra el misterio de la Cruz, merezcamos en el cielo el premio de su Redención. Por N. S. J. C. …

Receta de mañana. Patatas cocidas con cebolla. Se fríe, hasta tostarla, una cebolla, cortándola a pedacitos. Se le añade el agua que precisa un kilo de patatas para cocerse y, cuando hayan hervido éstas, se retiran los residuos de la cebolla, dejando que se tuesten un poco las patatas, que tomarán un gusto muy sabroso.