Leo en internet: “Pues mira, tampoco tengo muchos datos sobre este programa, solo lo que se publicó en su momento y lo que nos ha contado la secretaria de Chicho, Paloma Cerezo, las veces que hemos quedado con ella. Hacia 1997 se publicó una entrevista con CHICHO en TELEINDISCRETA donde hablaba de sus próximos proyectos tras el éxito de EL SEMÁFORO. Uno era un programa sobre religión, una especie de “HABLEMOS DE RELIGIÓN” y el otro era “RATÓN DE BIBLIOTECA” donde se proponía el reto de hacer un gran show espectáculo que fomentase la lectura. El origen de la idea estaba en su hijo Alejandro que tenía ganas de ver la secuela de “Parque Jurásico”, “El mundo perdido”. Chicho le dejó el libro de CONAN DOYLE del mismo titulo y que Crichton homenajeaba. Por primera vez en su vida, Alejandro devoró un libro por cuenta propia, no obligado por el colegio. Por esa razón CHICHO quería hacer un programa de prime time que “empujase” a la lectura sin ser un tostón. Me imagino que habría sido una especie de concurso, con decorados, músicas, bailes etc… Presentó el proyecto a TVE bajo el titulo “RATÓN DE BIBLIOTECA”. A partir de aquí parece ser que TVE le rechazó el proyecto por ser demasiado caro y arriesgado en su franja horaria. Como no conseguía vender la idea decidió combinarla con el formato del 123 original y crear un proyecto que pudiese obtener la luz verde del Ente Público. TVE no se iba a negar a resucitar su formato de más éxito: el 123. Sobretodo porque le había insistido a CHICHO durante años de que volviese con el concurso, especialmente en 1997 cuando incluso se incluyó en la lista de nuevos programas, cuando era directora Mónica Ridruejo. Tras reducir y reducir el presupuesto, por fin Chicho logró que TVE aceptase el proyecto, eso si, tendría que resucitar el 123 que “demolió” en el gran boom en el 94 y que prometió NUNCA mas volverlo a hacer. Por esta razón se explican muchas cosas: la desgana de Chicho en esta etapa para mi que fue frustración por no poder hacer el orginal “RATON DE BIBLIOTECA” que habría podido ser un buen programa infantil para las tardes, al estilo de “Un cesto llena de libros”, “Sabadabadá” y demás. Una pena”, “En lugar de resucitar al 123 (Que estaba bien muerto tras Bachs) Chicho, con el estado de salud delicado que tenía, podría haber hecho un programa modesto para la tarde, al estilo del WAKU WAKU pero de libros. Una hora cada semana, los sábados o los domingos. Es más, yo lo habría hecho infantil, con concursantes infantiles y muy ameno y divertido. Desde luego que lo hubiese llevado una mujer, una chica joven al estilo de Angeles Martin (Cuando hizo sin vergüenza) o Nuria Roca. Podría heber tenido un aire al 123 (Como en todos los programas de Chicho) con personajes que salen del libro y hablan con los concursantes, pruebas fisicas sencillas y divertidas y el resumen del argumento por un personaje famoso invitado. Todo muy al estilo TVE de los 70 / 80. Seguro que habría sido más aceptado e incluso se habría llevado algún premio por incentivar la lectura”. Naturalmente, ésa era la idea de Chicho, pero dado que no se lo admitieron, decidió recuperar lo que siempre le había dado resultado más o menos, el Un, dos, tres, convertido como no podía ser de otro modo en un concurso semicultural a base de títulos de libros, porque los temas, como ya he explicado en los posts iniciales, habían quedado prácticamente todos amortizados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s