“El mar” es uno de esos temas aislados, en este caso en la etapa dos, que, como “Las islas”, no fue repetido nunca ni formó parte de un grupo temático definido. En mi versión particular de “El mar” ofrecería lo siguiente: el batiscafo; el iceberg y el pack; Davy Jones; las corrientes marinas; el sextante y el octante; Jacques-Yves Cousteau; el girocompás; “El buque fantasma”, de Frederick Marryat; el buzo; la batimetría; Manuel Nicolás Corpancho; la carta marina; el Titanic; Ignacio Aldecoa; sotavento y barlovento; John Cowper Powys; Frank Lloyd; Isaac Peral; “Los leones marinos”, de James Fenimore Cooper; Samuel Taylor Coleridge y los lakistas y William Wordsworth y Robert Southey; Gertrudis Gómez de Avellaneda; Rafael Alberti; el Bucentauro; Gerard Mercator; la marea; Lloyd’s; el timón; la vara de Jacob; Emilio Oribe; James Oppenheim; los Zubiaurre; Jacques Bourcart; la santabárbara; Guillaume Van der Velde; Georgios Seferis; Georg Wüst; Juan Bautista Arriaza; las nereidas y Tritón; las sirenas y Lorelei; Njörd; Proteo; y los hipocampos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s