Ésta es la segunda ocasión de las cuatro en que el programa se dedicó a “La Belle Époque”. Fue en las etapas dos, 3A, cuatro (París a finales del siglo XIX) y siete (los impresionistas). Curiosamente el mismo recorrido que “Los cuentos infantiles”. Se repitió como el octavo programa en la 3A y no en la 3B porque, al igual que “El Renacimiento”, tercer programa de la 3A, sonaba a renacer y a tener nostalgia de otra época. Además, estaba ambientado a finales del siglo XIX y principios del XX, como “Austria”, que fue el programa doce de la etapa 3A, o “Julio Verne”, que fue el programa número diez de la 3A. Y, finalmente, porque, como hemos visto en otros temas, este título y más aún el de “La pintura” de las etapas uno y dos y 3B (etapa ulterior de la 3A) iniciaban combinados un ciclo temático que se completaría con otros temas pictóricos, como “Goya” de la etapa siete, y el programa dedicado a “Paul Gauguin” de la etapa ocho, para culminar de nuevo en “La pintura” de la etapa nueve. De paso, hubo un programa dedicado a “París” en la etapa seis, pero éste estaba más orientado a los temas turísticos que ya mencionamos e iremos viendo. Este procedimiento de iniciar un bloque temático con un tema general y luego a lo largo de la historia del concurso irlo matizando con otros más específicos, para finalmente culminar, o no, con el mismo tema general, se utilizó en títulos generales como “La música”, “El turismo”, “La gastronomía”, “El terror”, “La pintura”, “El music-hall”, “Las ciencias ocultas” y “La juventud”. Temas que se repitieron de la etapa dos a la etapa 3A fueron “La danza”, “El music-hall” (“El music-hall” fue versionado tres veces en la historia del concurso: en 1976, en la etapa dos, como el cabaret; en 1982, en la etapa 3A, el music-hall propiamente dicho; y en 1993, en la etapa ocho, como el night-club; en el intervalo entre la etapa tres y la repetición en la etapa ocho pudimos ver temas como “La comedia musical”, en las etapas uno, seis, siete, y un programa sobre los mejores números musicales del concurso en la etapa ocho, “El mundo del espectáculo” en las etapas cuatro y cinco, “Los cuplés” en la etapa 3B, “El Paralelo barcelonés” en la etapa 3B, “La revista” en las etapas dos y 3B, y en la misma etapa ocho “Las varietés”), “Las fiestas regionales” (en las etapas dos y 3A; después de ellas el tipismo local sólo se mostró en los temas en uno de los programas que se sucedieron sobre gastronomía, concretamente “Los dulces de España” de la cuarta etapa, para reaparecer el folklore en las etapas siete y ocho, en esta última etapa versionado el tema como la España insólita), “Las ciencias ocultas” (“Las ciencias ocultas” de la etapa dos se repitió en la etapa 3A para preceder a “El horóscopo” de la etapa 3A y a “La magia” de la etapa 3B, y en la etapa ocho “Las ciencias ocultas” se utilizó una tercera vez, después de “La brujería” de la etapa seis y “Las profecías” de la etapa siete, para preceder a “La magia” de la etapa ocho y a “El horóscopo” de la etapa nueve), “La Feria de Sevilla” (que, a diferencia de “Las Fallas de Valencia” que se repitió bastante (en las etapas uno, dos, 3A y ocho), este tema sólo se usó en la etapa dos y en la inmediatamente siguiente, la etapa 3A), “La Belle Époque”, “Austria” (el programa estuvo ambientado en “Austria” en dos ocasiones, en las etapas dos y 3A; se repitió, pues, de una etapa para la inmediatamente siguiente, al igual que “La India”, que se emitió en la etapa uno y se repitió en la dos; recordemos que “La India” y “Austria”, al igual que “Valencia”, “Venezuela” y “Sudamérica”, fueron los primeros temas locales y geográficos sobre los que versó el programa, y que se repitieron poco o nada; por eso no menciono a “Mallorca”, que con “Las Baleares” se repitió bastante, y por afinidad “Las islas Canarias”, o “Madrid”, que al ser la capital de España no se puede decir que sea un tema muy local (aparte está “La Feria del Toro”, una sola vez en la etapa dos)), “Las mil y una noches” (“Las mil y una noches” fue el tema del programa en las etapas dos, 3A, seis y diez, y en todas ellas se emitió como primer programa de la etapa; Mayra Gómez Kemp se estrenó como la presentadora en esta etapa tercera, habiendo aparecido ya como actriz desde “Las mil y una noches” 1976 de la etapa dos; obsérvese que las etapas dos y 3A van seguidas, pero que entre “Las mil y una noches” 1982 y “Las mil y una noches” 1987 transcurren tres etapas o subetapas, la 3B, la cuatro y la cinco, y entre “Las mil y una noches” 1987 y “Las mil y una noches” 2004 transcurren otras tres etapas, la siete, la ocho y la nueve), “La novela” (el uso de “La novela” en la etapa dos y luego en la 3A obedece a una cuestión de reordenación; efectivamente, en la etapa dos se ofreció antes “La novela policíaca” en 1976 y después “La novela” en 1977, así que en la etapa tercera se reordenaron emitiendo “La novela” primero en 1982 en la subetapa 3A y “La novela policíaca” luego en 1983 en la subetapa 3B; es exactamente lo mismo que sucede con “Las fábulas” y “Los cuentos infantiles”, que en la etapa dos se hicieron aquéllas antes que éstos y en la etapa 3A se utilizó “Los cuentos infantiles” en 1982 y en la etapa 3B “Las fábulas” en 1984; “Los cuentos infantiles”, por su parte, tuvo una trayectoria más larga que “Las fábulas” porque se repitió en las etapas cuatro y siete; en cuanto a los dos temas de novelas que menciono, la general y la policíaca, se vieron flanqueados por dos programas dedicados a la literatura, uno en la etapa uno (el libro) y otro en la etapa cuatro, la literatura propiamente dicha; “Los cuentos infantiles” fue el tema del programa en las etapas dos, 3A, cuatro y siete; sabemos que la etapa cuatro repitió muchos motivos de la 3A, y en este caso también; no se volvió a repetir el tema hasta la séptima etapa, pues la cinco y la seis estaban muy ocupadas repitiendo cosas de las etapas 3B y del apéndice de la etapa dos, respectivamente; es algo parecido a lo que sucedió con “Las islas Canarias”; “Mallorca” se emitió en las etapas dos y 3B, la típica repetición, y luego en la cuatro hubo un programa sobre “Las Baleares”, y “Las islas Canarias”, que se emitió en la etapa dos, no se repitió hasta la etapa siete, sin que lo tocaran ni la cinco ni la seis), “El juego” (“El juego”, además de en las etapas dos y 3A (versionado en ésta como Las Vegas), se repitió en las etapas cuatro (Montecarlo años 20), seis, y nueve (los casinos de Las Vegas), y el motivo de que apareciera en estas etapas y no otras es que estaba alternándose con otro tema que es “Los locos años 20”, también emitido en numerosas ocasiones; “El juego” se ofreció en las etapas dos, 3A (Las Vegas), cuatro (Montecarlo años 20), seis, y nueve (los casinos de Las Vegas), y el tema con el que se alternó, “Los locos años 20”, apareció en la etapa uno, en la dos dos veces (los gángsters en enero de 1977, y, tras “El juego” en mayo de 1977, los bajos fondos en noviembre de 1977), en la 3B (Chicago años 20), y en la siete (los gángsters); “Los piratas”, “El juego” y “Los locos años 20” son los temas más queridos por Chicho y repetidos en numerosas ocasiones, así como “La prensa”), “Los errores” (“Los errores” es un título muy singular para un programa que versaba sobre situaciones que están o estuvieron mal, al revés o equivocadas; se emitió en la etapa dos en 1977; la fórmula parece que gustó a Chicho, porque el tema se repitió en la etapa siguiente, en la 3A, en 1983, siendo un especial donde concursaron parejas que ya habían participado en otras semanas y se habían llevado en la subasta un premio pésimo), “Los amigos de Ruperta” (en la etapa dos en 1976 y luego en la 3A para despedir como mascota a la calabaza y dar paso a la nueva mascota de la 3B), “La hostelería” (“La hostelería” fue el tema del penúltimo programa de la etapa dos, y se repitió en la etapa 3A, donde también fue el penúltimo programa antes del de “Los amigos de Ruperta” 1983 que puso fin a esa especie de subetapa; parece que Chicho quería insinuar que el programa hacía las maletas para despedirse; como es sabido, la subetapa 3B se abrió inmediatamente a continuación de la 3A con la nueva mascota que sustituía a la calabaza Ruperta y era la bota Botilde), y “La juventud” (“La juventud” fue el tema escogido en las etapas dos, 3A, cuatro y cinco, es decir, las primeras etapas como tema general, que en etapas posteriores iría matizándose en temas derivados, como hemos visto que sucedía en otros temas; este procedimiento de iniciar un bloque temático con un tema general y luego a lo largo de la historia del concurso irlo matizando con otros más específicos, para finalmente culminar, o no, con el mismo tema general, se utilizó en títulos generales como “La música”, “El turismo”, “La gastronomía”, “El terror”, “La pintura”, “El music-hall”, “Las ciencias ocultas” y “La juventud”; en la 3A, además, hubo un programa especial para “El Paso del Ecuador”, con universitarios, y otro programa que llevaba como título “La discoteca”, y en la etapa 3B se hicieron dos programas especiales, uno para “B. U. P.” con estudiantes de Bachillerato Unificado Polivalente y otro para “F. P.” con estudiantes de Formación Profesional; posteriormente, habría en las siguientes etapas temas derivados como “Lo que hoy suena”, en las etapas seis y ocho, y tres especiales “El Paso del Ecuador: Medicina”, “El Paso del Ecuador: Filosofía”, y “El Paso del Ecuador: Derecho” en la etapa ocho todos; aparte de los temas “Lo que hoy mola” de la etapa cinco y “Lo que está de moda” de la etapa seis). Hubo repeticiones de temas entre la dos y la 3A, pero éstas fueron menos (quince temas) que entre la dos y la 3B (diecinueve temas), aunque no es mucha la diferencia. Por otro lado, repeticiones de temas puros de la etapa uno en la 3A sólo fueron las de temas de ciencia-ficción, Julio Verne, terror y amor. Por su parte, la etapa cuatro repitió motivos de la 3A y de la uno. Puedo hacer mi recreación particular de “La Belle Époque” 1982 con la siguiente lista: Jules Guesde y Paul Lafargue; Amedeo Modigliani; Die Brücke; “Revista de economía política”; Max Ophüls; Edvard Munch; los parnasianos, Sully-Prudhomme, Théodore de Banville y Leconte de Lisle; el cancán y María Félix; el neoimpresionismo y Paul Signac; el postimpresionismo; Emilio Grau Sala; Stanislas Lépine; Charles Péguy; la batalla de Sedán; “Los Rougon-Macquart”, de Émile Zola; el decadentismo y William Butler Yeats; Henri René Lenormand; y Katherine Mansfield.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s