“Los sueños” de la etapa cuatro tuvo un derivado en el programa dedicado a “Sigmund Freud” de la etapa siete, que por la nacionalidad austríaca de ambos enlaza con “Mozart” de la etapa siete, el cual forma un pequeño bloque temático de temas musicales como “El rock” de la etapa siete, y “”Carmen”, de Bizet” y “El flamenco”, los dos de la etapa cinco. En este programa, Arévalo encarnó a un trabajador de pompas fúnebres con chabacanería; en la etapa tercera las veces en que interpretó Raúl Sender al mismo personaje también lo hizo vulgarmente; sólo Luis Barbero en la etapa uno de Kiko Ledgard hizo de empleado de pompas fúnebres con cierta dignidad. “Los sueños” de la etapa cuatro yo lo podría ambientar particularmente del siguiente modo: Hipnos y René Char; Morfeo y la adormidera; Francisco de Quevedo y Villegas; Artemidoro de Daldis; Aristóteles; los arúspices; los lakota; el trauco; el mito de Sileno; Antonio Buero Vallejo; Herófilo; Schopenhauer y el sistema simpático; Robert Desnos; el oráculo de Anfiarao; Bernardo Ortiz de Montellano; Pedro Calderón de la Barca y Domingo Báñez; “La interpretación de los sueños”, de Sigmund Freud; Eustache Le Sueur; August Strindberg; José María Eguren; Morris Hirschfield; Bernat Metge; Oyvind Fahlström; Franz Hellens; Giuseppe Tartini; Giorgio de Chirico; Wifredo Lam; y Manuel de Zequeira y Arango.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s