“La pintura” salió en la etapa uno, en la dos, en la 3B y en la nueve; por qué en la etapa 3B y no en la 3A; porque en la etapa 3A ya había un programa con pintores, concretamente impresionistas, “La Belle Époque” (hubo cuatro ocasiones en que el programa se dedicó a “La Belle Époque”; fue en las etapas dos, 3A, cuatro (París a finales del siglo XIX) y siete (los impresionistas); curiosamente el mismo recorrido que “Los cuentos infantiles”; se repitió como el octavo programa en la 3A y no en la 3B porque, al igual que “El Renacimiento”, tercer programa de la 3A, sonaba a renacer y a tener nostalgia de otra época; además, estaba ambientado a finales del siglo XIX y principios del XX, como “Austria”, que fue el programa doce de la etapa 3A, o “Julio Verne”, que fue el programa número diez de la 3A; y, finalmente, porque, como hemos visto en otros temas, este título y más aún el de “La pintura” de las etapas uno y dos y 3B (etapa ulterior de la 3A) iniciaban combinados un ciclo temático que se completaría con otros temas pictóricos, como “Goya” de la etapa siete, y el programa dedicado a “Paul Gauguin” de la etapa ocho, para culminar de nuevo en “La pintura” de la etapa nueve; de paso, hubo un programa dedicado a “París” en la etapa seis, pero éste estaba más orientado a los temas turísticos; este procedimiento de iniciar un bloque temático con un tema general y luego a lo largo de la historia del concurso irlo matizando con otros más específicos, para finalmente culminar, o no, con el mismo tema general, se utilizó en títulos generales como “La música”, “El turismo”, “La gastronomía”, “El terror”, “La pintura”, “El music-hall”, “Las ciencias ocultas” y “La juventud”); así pues, “La Belle Époque salió en la etapa dos (fue alternándose con “La pintura” que comenzó en la etapa uno), en la 3A, no en la 3B, luego en la cuatro (París a finales del siglo XIX), y luego en la siete (los impresionistas). Además en la 3A ya había dos temas con dibujantes, “Mingote” y “Las revistas de humor”. En la 3B, apareció el tema del dibujante “Penagos”. También hubo otras revistas en la 3B, “Las revistas del corazón”, de otro bloque temático. Como en el caso de “La música”, “La pintura” derivó a temas más específicos: “Lo que hoy mola” en la etapa cinco, que la revista Teleprograma presentó con el título de la vanguardia artística, aunque en realidad no era un tema de pintura, sino de cosas jóvenes que están de moda. En la etapa seis, como hemos dicho, “París”, y en la siete “Goya” y “La Belle Époque” (los impresionistas), y en la etapa ocho “Paul Gauguin”, otro impresionista. Como en el caso de “La música”, “La pintura” se repitió hasta una cuarta vez, y ésta fue en la etapa nueve, después de sus temas específicos, y mezclada con un toque del tema de “La Prehistoria”. En un programa como “La Belle Époque” 1992 de la etapa siete puedo destacar desde mi punto de vista lo que viene seguidamente: la Torre Eiffel; Pablo Ruiz Picasso; Ambroise Vollard; el abstractismo; el fauvista Henri Matisse, el cubista Georges Braque, y el surrealista Max Ernst y el surrealista René Crevel; los simbolistas y Jules Laforgue y Odilon Redon y Willem Kloos; André Gide; “La risa”, de Henri Bergson; el Art Nouveau; el balneario de Panticosa; el general Boulanger; el mariscal Lyautey y Marruecos; los atentados; Aristide Maillol; la moda internacional; Gustave Flaubert; Saint-Pol Roux; y Claude Debussy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s