Veamos el contexto de la utilización de “El lejano Oriente”. “Las ciencias ocultas” de la etapa dos y 3A, así como “El horóscopo” de la uno, dos (los signos del zodíaco) y 3A (la astrología), precedieron a “La magia (I)” y “La magia (II)” de la 3B, y luego por tanto a “La magia” de la etapa quinta; “Las ciencias ocultas” de la etapa dos se repitió en la etapa 3A para preceder a “El horóscopo” de la etapa 3A y a “La magia” de la etapa 3B, y en la etapa ocho “Las ciencias ocultas” se utilizó una tercera vez, después de “La brujería” de la etapa seis y “Las profecías” de la etapa siete, para preceder a “La magia” de la etapa ocho y a “El horóscopo” de la etapa nueve; “La brujería” de la etapa seis y “Las profecías” de la etapa siete precedían a los temas esotéricos de la etapa ocho, como son “Los enigmas” y “El más allá”, y también “Las ciencias ocultas” (el esoterismo) y “La magia”, y a “El horóscopo” de la etapa nueve (los signos del zodíaco). “La India” y “Austria” fueron los primeros lugares geográficos no hispanos sobre los que versó el concurso. “La India” salió dos veces, en las etapas uno y dos, y “Austria” salió también dos veces, en las etapas dos y 3A. En la etapa 3A se trató, además de “Austria”, “La Revolución francesa”, tema repetido en la etapa novena. Y en la etapa cuatro hubo un programa sobre “La Rusia de los zares”, tema repetido en la etapa novena. Por su parte, en la etapa cinco se retomó el tema oriental puesto que la etapa se abrió con “El lejano Oriente”, que se repitió una segunda vez a finales de la etapa nueve. En la etapa nueve, pues, se cerraba el círculo, máxime porque hubo sendas repeticiones para los temas “La Revolución francesa” y “La Rusia de los zares”. “Los piratas”, uno de los temas predilectos de Narciso Ibáñez Serrador, tema que fue muy repetido, salió en la etapa uno, la dos, la 3A y la cuatro, y luego en la nueve, casi todas las etapas de esta sucesión. Considero que el tema de “La Revolución francesa”, combinada con el tema “Los piratas”, era una manera de paliar que Chicho no dedicara nunca un programa al Barroco, iniciativa que no sería descabellada si comprobamos que es escasa o nula la presencia del Barroco en las obras de los historiadores importantes. Lo cohonesta porque entre “Los piratas” y “La Revolución francesa” es donde estaría incluido cronológicamente el Barroco. Así es que en la etapa 3A se emitieron, por este orden, “Los piratas”, “Los errores”, “El horóscopo” y “La Revolución francesa”, muy próximos, pues, y esta retahíla vuelve a mostrarse aproximadamente en la etapa nueve, cuando se recupera el tema de “La Revolución francesa”, como hemos visto, porque se ofrecen de manera seguida “Los piratas”, “La Navidad”, “El horóscopo”-otra vez y que además abre el año 1994-, y de nuevo “La Revolución francesa”. En la etapa 3A la sucesión de temas fue “Los piratas”, luego “Los errores”, luego “El horóscopo” (La astrología), y luego “La Revolución francesa” (luego “El automovilismo” y luego “Las revistas de humor”; curiosa aliteración, astrología, revolución francesa, automovilismo, revistas de humor). Este esquema se siguió prácticamente igual en la etapa novena: “Los piratas”, luego un especial “La Navidad”, luego “El horóscopo” (los signos del zodíaco), y luego “La Revolución francesa”. Así se explica que “La Revolución francesa”, combinada con “Austria” en la 3A, esperara para repetirse una segunda vez hasta la etapa novena, combinada esta vez con “La Rusia de los zares”, que tampoco se repitió una segunda vez desde la etapa cuatro hasta este momento en la etapa novena. Es que Chicho quería conservar ese esquema, piratas, programa neutro, horóscopo, revolución francesa, tanto en la etapa 3A como en la nueve. Por eso se dejó “El horóscopo” para la novena también. Fijémonos y recordemos el largo recorrido de temas esotéricos hasta “El horóscopo” de la etapa nueve. Fijémonos en el largo recorrido desde “La India” de la etapa uno hasta “El lejano Oriente” de la etapa nueve, pasando por “Los piratas”. Probablemente Chicho lo tenía ya pensado desde hace mucho tiempo atrás. Hay, pues, una razón más para que “La Revolución francesa” y “La Rusia de los zares” combinadas esperaran a la etapa novena para repetirse: “El lejano Oriente”, en la etapa nueve también, recordaba cómo había empezado todo con “La India” en la etapa uno. Entonces Chicho pensaba que tal vez la etapa novena iba a ser la última, y con “La India” y “El lejano Oriente” ocurriría lo mismo que con “Los toros”, que se emitieron (dos veces en la misma etapa) en la etapa uno y luego otra vez (la tercera) en la nueve, en la primera y luego en la última. Pero en la bonita y literaria etapa diez sí pudieron repetirse los temas de piratas (concretamente dos programas en la misma etapa) con títulos de novelas de piratas, “Sandokan”, que está como la versión incompleta de “Los tigres de Mompracem”, de Emilio Salgari, y “La isla del tesoro”, de Robert Louis Stevenson, además de otra obra ambientada en la Revolución francesa, “La Pimpinela escarlata”. Luego en este caso no estaban amortizados hasta entonces, y de nuevo el esquema piratas con revolución francesa. Hubo repeticiones de temas entre la etapa dos y la 3A, pero éstas fueron menos (quince temas) que entre la dos y la 3B (diecinueve temas), aunque no es mucha la diferencia. Por otro lado, repeticiones de temas puros de la etapa uno en la 3A sólo fueron las de temas de ciencia-ficción, Julio Verne, terror y amor. Por su parte, la etapa cuatro repitió motivos de la 3A y de la uno. “Julio Verne” se trató en la etapa uno, en la 3A y en la nueve. Éste sí que es de los poquísimos temas que no estaba amortizado, y de hecho en la etapa diez aparecieron dos obras suyas, “La vuelta al mundo en ochenta días” y “Veinte mil leguas de viaje submarino”. “El terror” salió en la etapa uno, la dos (los monstruos), la 3A y la seis. En la cuatro se trató “Drácula”, en la siete “Edgar Allan Poe” y en la nueve “Frankenstein”. Y estos tres temas también se sacaron en la etapa diez: “Drácula” 2004, “Narraciones extraordinarias” de Edgar Allan Poe, y “Frankenstein” 2004, y además se añadió “El doctor Jekyll y Mr. Hyde”, de Robert Louis Stevenson. “El terror” es el tema general, luego hubo temas más específicos como “Drácula” en las etapas cuatro y diez; “Edgar Allan Poe” en la etapa siete; y sus “Narraciones extraordinarias” (título de la edición de Baudelaire que en Francia dio a conocer a Edgar Allan Poe) en la etapa diez; “Frankenstein” en las etapas nueve y diez; además un programa dedicado a las Navidades del conde Drácula como programa de “La Navidad” 1992 en la etapa ocho, que como vemos es un híbrido, una mezcla de dos temas, “Drácula” y “La Navidad”; “El doctor Jekyll y míster Hyde” de Robert Louis Stevenson en la bonita y literaria etapa diez; e incluso, en la etapa cinco, “El infierno”, repetición del mismo tema de la etapa 3A. De manera que podemos decir que todas las etapas de Un, dos, tres han contado con temas tremebundos o terroríficos. En la literaria etapa diez se emitió otra obra de Robert Louis Stevenson, esta vez de piratas, “La isla del tesoro”. En la etapa diez hubo dos temas de piratas, “La isla del tesoro” y “Sandokan”, que se ha editado como la versión incompleta de “Los tigres de Mompracem”, de Emilio Salgari. De la misma manera que en la etapa uno se hicieron dos programas dedicados a “Los toros”, uno en 1972 y otro en 1973, y es un tema que se repitió también en la etapa nueve. En la etapa uno el tema de “Los toros” fue el primero que se usó inmediatamente después de los quince primeros programas, que no llevaban título. Y, ya que hemos hablado de los temas sobre lugares geográficos, tenemos los temas de fiestas regionales. “La Feria de Sevilla” en la etapa dos y la 3A, siendo la hermana pobre de “Las Fallas de Valencia”, que no se trató dos veces sino cuatro, en la etapa uno, en la dos, en la 3A y en la ocho, mejor que en la siete, porque en la siete ya había un tema de fiestas de España, “Las fiestas regionales” 1992 (España y fiestas), mientras que en la ocho el tema era más bien “Las fiestas regionales” 1993 (la España insólita, es decir, menos definido como fiestas regionales, por lo que no se hacía tan repetitivo poner las Fallas también), y que por tener tuvo hasta un espacio regional en la etapa dos, el tema “Valencia”. “Las fiestas regionales” en la etapa dos (pueblos y fiestas), en la 3A, y luego con Jordi y Miriam en la etapa siete y en la ocho. Y, por último, “La Feria del Toro” dedicada a los Sanfermines en la etapa dos. “Las fiestas regionales” es un tema que se tocó en las etapas dos y 3A; después de ellas el tipismo local sólo se mostró en los temas en uno de los programas que se sucedieron sobre gastronomía, concretamente “Los dulces de España” de la cuarta etapa, para reaparecer el folklore en las etapas siete y ocho, en esta última etapa versionado el tema como la España insólita. “El turismo” fue el tema del programa en las etapas uno, dos (los monumentos), y en la 3B y en la cuatro coincidiendo en ambas ocasiones con FITUR, la Feria Internacional del Turismo. “El turismo” se mantuvo en las primeras etapas para derivar luego a lugares específicos que Narciso Ibáñez Serrador consideraba turísticos. El programa estuvo ambientado en “Austria” en dos ocasiones, en las etapas dos y 3A; se repitió, pues, de una etapa para la inmediatamente siguiente, al igual que “La India”, que se emitió en la etapa uno y se repitió en la dos; “La India” y “Austria” fueron los primeros países no hispanoamericanos, al igual que “Valencia”, “Venezuela” y “Sudamérica”, que fueron los primeros temas locales y geográficos hispanoamericanos, sobre los que versó el programa, y que se repitieron poco o nada; por eso no menciono a “Mallorca”, de las etapas dos y 3B, que con “Las Baleares” de la etapa cuatro se repitió bastante, y por afinidad “Las islas Canarias”, en las etapas dos y siete; o “Madrid”, en las etapas dos y seis, que al ser la capital de España no se puede decir que sea un tema muy local (aparte está “La Feria del Toro”, una sola vez en la etapa dos); por otro lado tenemos “Las Fallas de Valencia” cuatro veces, en las etapas una, dos, 3A y ocho, y “La Feria de Sevilla”, su hermana pobre, dos veces nada más, en las etapas dos y 3A, así como “Las fiestas regionales” en cuatro ocasiones, en las etapas dos, 3A, siete y ocho; los temas folklóricos decayeron desde la etapa cuatro, y las etapas cinco y seis estaban muy ocupadas repitiendo motivos de la 3B (y ésta de la dos) y del apéndice de la etapa dos, respectivamente, por eso “Las islas Canarias” de la etapa dos no llegó a repetirse hasta la etapa siete, y lo mismo que los temas de fiestas regionales y Fallas que hemos mencionado; una vez que se dejó atrás el tema de “El turismo” en la etapa cuatro (se ofreció en las etapas uno, dos-los monumentos-, 3B y cuatro), el programa se dedicó esporádicamente a países concretos en visita turística de dos de las secretarias-escogidas cada vez-que hacían un monográfico temático cuasi documental sobre ese país y que se iba proyectando a lo largo de la subasta al tiempo que se traían a la mesa regalos relacionados; estos lugares geográficos de las etapas ulteriores a las de “El turismo” fueron Túnez (combinado con “La espuma” de la etapa cinco) y Hungría en la etapa cinco ambos, Checoslovaquia y Países Bajos, aparte de Méjico, en la etapa seis, así como también se emitieron monográficos sobre ciudades, en este caso no filmados sino como programa corriente, además de las dos veces de Madrid en las etapas dos-Madrid en fiestas-y seis, y las dos veces de Nueva York en las etapas 3B y seis, y así París (etapa seis), Londres (etapa siete, combinado con “Sherlock Holmes” de la etapa ocho y “El perro de los Baskerville” de la etapa diez), y del mismo modo filmaciones de viajes a Italia (etapa siete), Tailandia (dos programas seguidos en la etapa ocho) y Filipinas (etapa nueve), amén de Marruecos (adonde fueron tres secretarias) en la etapa siete (combinado con “El Trópico” en la etapa siete también), Turquía (etapa ocho) e Israel (etapa ocho). Respecto de “París” de la etapa seis, “La pintura” salió en la etapa uno, en la dos, en la 3B y en la nueve; por qué en la etapa 3B y no en la 3A; porque en la etapa 3A ya había un programa con pintores, concretamente impresionistas, “La Belle Époque” (hubo cuatro ocasiones en que el programa se dedicó a “La Belle Époque”; fue en las etapas dos, 3A, cuatro (París a finales del siglo XIX) y siete (los impresionistas); se repitió como el octavo programa en la 3A y no en la 3B porque, al igual que “El Renacimiento”, tercer programa de la 3A, sonaba a renacer y a tener nostalgia de otra época; además, estaba ambientado a finales del siglo XIX y principios del XX, como “Austria”, que fue el programa doce de la etapa 3A, o “Julio Verne”, que fue el programa número diez de la 3A; y, finalmente, porque, como hemos visto en otros temas, este título y más aún el de “La pintura” de las etapas uno y dos y 3B (etapa ulterior de la 3A) iniciaban combinados un ciclo temático que se completaría con otros temas pictóricos, como “Goya” de la etapa siete, y el programa dedicado a “Paul Gauguin” de la etapa ocho, para culminar de nuevo en “La pintura” de la etapa nueve; de paso, hubo un programa dedicado a “París” en la etapa seis, pero éste estaba más orientado a los temas turísticos; este procedimiento de iniciar un bloque temático con un tema general y luego a lo largo de la historia del concurso irlo matizando con otros más específicos, para finalmente culminar, o no, con el mismo tema general, se utilizó en títulos generales como “La música”, “El turismo”, “La gastronomía”, “El terror”, “La pintura”, “El music-hall”, “Las ciencias ocultas” y “La juventud”); así pues, “La Belle Époque salió en la etapa dos (fue alternándose con “La pintura” que comenzó en la etapa uno), en la 3A, no en la 3B, luego en la cuatro (París a finales del siglo XIX), y luego en la siete (los impresionistas). Además en la 3A ya había dos temas con dibujantes, “Mingote” y “Las revistas de humor”. En la 3B, apareció el tema del dibujante “Penagos”. También hubo otras revistas en la 3B, “Las revistas del corazón”, de otro bloque temático. Como en el caso de “La música”, “La pintura” derivó a temas más específicos: “Lo que hoy mola” en la etapa cinco, que la revista Teleprograma presentó con el título de la vanguardia artística, aunque en realidad no era un tema de pintura, sino de cosas jóvenes que están de moda. En la etapa seis, como hemos dicho, “París”, y en la siete “Goya” y “La Belle Époque” (los impresionistas), y en la etapa ocho “Paul Gauguin”, otro impresionista. Como en el caso de “La música”, “La pintura” se repitió hasta una cuarta vez, y ésta fue en la etapa nueve, después de sus temas específicos, y mezclada con un toque del tema de “La Prehistoria”. Para un programa como “El lejano Oriente” 1994 de la etapa nueve he pergeñado: la caravana; el budzad; el sodoku; el micado; el palanquín; el pidgin-english; el kakemono; el caodaísmo; el apódido salangana; el samurai; Tch’ong-ti; el sol y Amaterasu; el I Ching; Pierre Gourou; Guillermo Valencia; Loo-ye; Ganesha y Skanda; Bimbogami; Pan-Ku; los adoradores de Amida; Giam-ciang; Fukurokuju; y Jorín-ana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s