Vamos a traer la lista de motivos que preparamos para el programa de “El hogar”: la industria del mueble en Alvarado (Méjico) y en España en Valmaseda, Aspe y Borjas Blancas; los dioses del hogar como lares, penates, Vesta, el egipcio Neheh, el navajo Hastsehogan; los arquitectos y decoradores Charles Rennie Mackintosh y Franco Albini; el arquitecto y diseñador Ferdinand Kramer; “Un hogar dividido”, obra literaria de Pearl S. Buck; el constructor Jean Prouvé; y el ebanista Beneman. Los sitios en los que hay industria del mueble los escogimos para que fueran españoles o hispanoamericanos, y rechazamos los que no eran sitios españoles o hispanoamericanos, con el fin de que los muebles fueran más cercanos a nuestra cultura. Así que para esta lista de motivos podemos añadir: Cólima en Méjico, Poterna, Zamora, Onteniente, Ramales de la Victoria, Calamocha, Balaguer, Cervera, Asunción Mita en Guatemala, San Juan en Argentina, Choluteca, Totonicapán, Vejer de la Frontera, Breda, Azuaga, Elche, Valencia de Don Juan, Maracay, y La Palma del Condado. También podemos añadir al arquitecto y decorador Peter Behrens, y a Hector Guimard, Owen Jones, el decorador André Masson, el pintor y decorador Richard Nicolaas Roland Holst, M. Barnard Eldershaw, y Rafael Obligado. También a la deidad Neftis. Y, finalmente, Juan Boscán y Almogávar, Barrême, Olegario Andrade, y Sigrid Undset. Por otra parte, Jean Prouvé fue un constructor francés nacido en 1901. Hijo del pintor modernista de Nancy Victor Prouvé, atacó el espíritu orgánico del modernismo, defendiendo que la forma puede nacer sólo de la síntesis de todos los elementos estructurales y funcionales, consciente de la era de industrialización que se avecinaba. Después de años de estudio sobre la producción en serie de piezas de construcción, se dedicó a construir casas prefabricadas, económicas y estandarizadas, de aspecto original y extremadamente agradable.

Receta. Menestra castellana. Ingredientes, las cantidades que te vayas a tomar de guisantes, zanahorias, habas, alcachofas, patatas, espinacas, y luego una punta de jamón, una taza muy pequeña de aceite, una hoja de laurel, dos cucharadas de harina tostada, media cucharadita de pimentón y un vasito pequeño de vino blanco. Una vez limpias las verduras y cortadas en trocitos pequeños la zanahoria y la patata, se rocían con el aceite, en el que se habrán frito unos trocitos de cebolla, el jamón, el pimentón y la harina tostada. Rehogar unos minutos y luego añadir agua, a la que se añadirá el vino hasta cubrir. Cocer a fuego lento hasta que se haya consumido el agua en su mayor parte. Al servirla se adornará con un picadillo de huevo duro o con rodajas de lo mismo.

Reconquista. Tres hechos fundamentales hay que tener presente para comprender la Reconquista durante el período que historiamos (718-1035): el avance de las armas cristianas; poca fijeza de los límites de las tierras conquistadas, mientras existe el poder califal en Córdoba, y que el estadio de la lucha es la meseta del Duero y los macizos montañosos asturianos que la bordean, tierras casi deshabitadas por los musulmanes. Éstos tuvieron poder para conquistarlas, pero carecieron de número suficiente para sostener fuerzas de ocupación y de individuos para su repoblación. Rivalidades étnicas entre berberiscos y árabes, el clima tan opuesto al acostumbrado de los invasores, un suelo poco fértil y las malas cosechas originaron pronto el que estas tierras se vaciasen de berberiscos, que abandonaron las tierras de Galicia y León. Fueron mucho tiempo tierras de nadie, sometidas al azote de las continuas incursiones de los cristianos y de las aceifas moras que alcanzaban el corazón del reino cristiano y destruían su misma capital (Oviedo, León).

Religión. Oremos. Oh Dios, que bajo el admirable Sacramento nos has dejado un recuerdo de tu Pasión: te pedimos nos concedas venerar de tal modo los sagrados misterios de tu Cuerpo y Sangre, que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu redención. Señor, que vives y reinas con Dios Padre en unidad del Espíritu Santo, Dios por todos los siglos de los siglos. Amén.

Rogámoste, Señor, nos libres de todo peligro de alma y cuerpo; y por intercesión de la gloriosa siempre Virgen Santa María, Madre de Dios; de San José, de tus santos Apóstoles Pedro y Pablo, y de todos los Santos, concédenos, benigno, la salud y la paz; para que, destruida toda adversidad y error, tu Iglesia te sirva con segura libertad. Por el mismo Señor nuestro Jesucristo, Hijo tuyo, que vive y reina contigo en unidad del Espíritu Santo, Dios por todos los siglos de los siglos. Amén.

Oremos. Concédenos por favor, Señor Dios, que nosotros, tus siervos, gocemos de continua salud de alma y cuerpo; y por la gloriosa intercesión de la bienaventurada siempre Virgen María seamos libres de las tristezas de la vida presente y disfrutemos de las alegrías de la vida eterna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s