Vamos a traer la lista de motivos que preparamos para “El horóscopo” 1972: el “Tetrabiblos” de Ptolomeo; Enrique de Villena; Heraclio emperador de Oriente y los astrólogos; la precesión; la oposición; Fray Juan Pérez y Fray Antonio de Marchena; Bardesanes; el ballet “Horóscopo” de Constant Lambert; el horóscopo de Agostino Chigi pintado en la Farnesina de Roma; Michael Scott; Alfonso X el Sabio, astrólogo; el sabio griego-sirio de Apamea Posidonio; Jack London que fue hijo bastardo de un astrólogo; el musical “Hair”; y la diosa Nut. A esta lista podemos añadir dos motivos: astrólogos y magos, expulsados de Roma desde el 138 a. c. (en época imperial había muchos, y consultarlos era un delito capital); y Augusto expulsó a astrólogos y magos de Roma, y Agripa hizo lo propio en el año 33 a. c. Por otra parte, el sirio Posidonio de Apamea (ca. 135-51 a. c.) fue un filósofo estoico discípulo de Panecio que ejerció una gran influencia en Rodas y es autor de muchos tratados sobre diversas materias. Creía en el espiritismo y en la astrología. Y la diosa Nut, el cielo, aparece en el panteón egipcio como la diosa creadora del universo y reguladora de los movimientos de los astros. Se tragaba cada noche a Ra, el sol, y le daba a luz al día siguiente.

Receta. Habas guisadas. Desgranar las habas, lavarlas y ponerlas en una cacerola. Pelar y picar menuda una cebolla pequeña y colocarla en un montoncito, encima de las habas. Poner una cucharada de pimentón encima de la cebolla. Calentar en una sartén cinco cucharadas de aceite. Freír en él una rebanada de pan y dos o tres dientes de ajo, con un pequeño corte en la cáscara para que no estallen, hasta que estén bien dorados. Debe hacerse todo a fuego lento. Sacar un ajo y el pan de la sartén y reservarlos aparte. Verter el aceite caliente con el ajo restante sobre las habas, así se freirá el pimentón. Añadir varios granos de pimienta enteros, y como un cuarto de litro de agua. Sazonar con sal y llevar a ebullición. Tapar, reducir el fuego y dejar que hiervan lentamente hasta que estén tiernas. Majar en el mortero el pan y el ajo, pelado, desleír con un poco de agua y verter sobre las habas. Dar un hervor pequeño y servir.

Reconquista. Ordoño II, rey de León (914-924), que sucedió a su hermano García I que no tuvo hijos, incorporó Galicia al reino. Se casó tres veces, primero con Munia Elvira, luego con Argonta o Aragonta, y después con Sancha de Navarra. Tuvo muchos hijos: García, Sancho, Jimena, Aurea u Ora, Alfonso Froilaz (rey de León en 925), Alfonso IV el Monje (rey de León de 925 a 931), y Ramiro II (rey de León de 931 a 951). Se sabe de cierto que Ordoño II prendió a los condes de Castilla, que no asistieron, contra su mandato, a la batalla de Valdejunquera, achacándoles la derrota. Condenó a muerte a cuatro condes. En el espíritu castellano no se apagaron los aires de independencia, y parece ser que nombraron dos magistrados independientes que, con el nombre de jueces, gobernaron Castilla. Estos dos primeros jueces, cuyos nombres eran Laín Calvo y Nuño Rasura, debieron coexistir con la dignidad condal, ejerciendo los jueces la jurisdicción civil y los condes la militar y política.

Religión. Santifica, Señor, y guarda a tu pueblo: para que fortalecido con el amparo de tu Apóstol Santiago, te agrade con sus obras y te sirva con espíritu sosegado. Por N. S. J. C. …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s