Vamos a traer la lista de motivos que preparamos para “La zarzuela” 1976: el sainete; el teatro de Buenavista; el seiscientos en España; el cantable; Isaac Albéniz; Daniel Alomia; Alonso y “La calesera”; los Álvarez Quintero; Lucrecia Arana; Carlos Arniches; Jesús Aroca; Vicente Arregui; Emilio Arrieta; Vital Aza; Resurrección María de Azkue; Asenjo Barbieri; Tomás Bretón; Pedro Calderón de la Barca; Francisco Camprodón; Manuel Cañete; Carnicer; Ramón de la Cruz; Chapí; y Federico Chueca. A esta lista podemos añadir cinco motivos más: Cristóbal Oudrid y Segura; Pablo Luna; “Carceleras”, de Ricardo Flores; “La bejarana”, de Luis Fernández Ardavín; y “Briseida”. Por otra parte, Carlos Arniches fue un autor teatral español (Alicante, 1866-Madrid, 1943). Cultivó un tipo de teatro cómico y popular, el sainete y el “género chico”. Su especialidad fue el ambiente castizo madrileño. Tiene numerosísimas creaciones, en las que figuran muchos libretos de zarzuelas. Y Daniel Alomia fue un compositor y musicólogo peruano (1871-1942), que estudió el folklore de su país y escribió entre otras cosas una zarzuela, “El cóndor pasa”. Y Ramón de la Cruz fue un dramaturgo español de Madrid (1731-1794), que escribió varias zarzuelas y muchísimos sainetes. Y el sainete es una breve composición dramática española, en un solo acto, de tema generalmente cómico. En el siglo XIX, junto con el sainete propiamente dicho, se desarrolló el llamado género chico o zarzuela, esto es, un sainete en el cual se habían introducido partes musicales y cantadas, sin perder su carácter costumbrista.

Receta. Puré estival. Se prepara el puré de patatas de paquete con dos vasos de agua, un cuarto de litro de leche, una cucharadita de sal y 25 gramos de mantequilla. Añadir el zumo y la corteza rallada de un limón y una lata de atún en aceite desmenuzado y mezclarlo bien. Extenderlo en una bandeja plana y cubrirlo con una capa fina de mahonesa. Pasar por la batidora, por separado, las hojas de una lechuga pequeña con una pizca de sal y un chorrito de aceite, y tres tomates maduros, sazonados también con sal y aceite. Cubrir la mitad del puré con el puré de lechuga y la otra mitad con el puré de tomate. Adornarlo con otros dos limones cortados en rodajas y dejarlo en el refrigerador hasta el momento de servirlo.

Reconquista. Cataluña, fácilmente conquistada por los musulmanes, sirvió de paso para Francia, en donde dominaron muchos años (hasta Carlomagno), en la Septimania y en Narbona. El emperador Carlomagno conquistó Gerona, Vich y Urgel en 792 y fundó la “Marca Hispánica”. El 801 se apoderan los francos de Barcelona, que por su privilegiada situación vino a ser la capital de la “Marca Hispánica”. En ella se habían creado condados que gozaban de alguna autonomía aunque dependían todos del de Barcelona. El primer conde independiente de Barcelona fue Wifredo el Velloso (Wifredo, Guifredo o Guifré) (874-898), que hizo progresar la reconquista con la toma de Ripoll y de los condados de Manresa, Ausona, los campos de Tarragona, y Solsona. Wifredo que, según la leyenda, había asesinado al conde de Cerdaña para vengar la muerte de su padre Hunfrido, pasó a Francia donde Carlos el Calvo le confirmó en el condado. Agradecido Wifredo por esta generosidad del emperador se prestó voluntariamente a ayudarle en la empresa de expulsar a los normandos. Carlos le concedió el mando de una parte del ejército y cayó herido en una batalla en la cual la participación de Wifredo fue causa de la victoria francesa. Herido en su tienda, fue visitado por el emperador, a quien pidió un blasón para su escudo. Carlos el Calvo, según la leyenda, mojó sus dedos en las heridas del conde e hizo cuatro barras en el escudo que pendía junto al lecho de Wifredo, a quien dijo: “Desde hoy, conde, éstas serán vuestras armas”. Éste es el origen según la leyenda del escudo de Cataluña y de la independencia del condado. Los condes catalanes aprovecharon las guerras civiles entre los francos, y los lazos de dependencia se fueron debilitando. Wifredo el Velloso (muerto en 898) consiguió integrar en sus dominios gran parte de los condados. Inició la restauración de ciudades y monasterios y fundó los antiguos monasterios de Montserrat y Ripoll.

Religión. ¡Oh Dios!, que trasladaste a tu Santo Confesor Luis del reino terreno a la gloria del reino celestial: rogámoste que, por sus méritos e intercesión, nos hagas coherederos del Rey de reyes Jesucristo tu Hijo: Que contigo vive.

¡Oh Dios!, que por medio de tu Confesor San José, para educar en espíritu de inteligencia y de piedad a la juventud, te dignaste traer un nuevo refuerzo a tu Iglesia: pedímoste nos concedas que, con su ejemplo e intercesión, de tal manera vivamos y enseñemos, que consigamos los premios eternos. Por N. S. J. C. …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s