Vamos a traer la lista de motivos que preparamos para “La gastronomía” 1976: el dios romano Como; Hanuman; la diosa Uke-Mochi-No-Kami; la diosa Chicomecoatl; los camareros tártaros del siglo XIX; el restaurante Véfour; el restaurante de Dussot; el glotón duque de Mayenne; y el bisonte o búfalo. A esta lista podemos añadir dos motivos más: el snack-bar; y la parrilla. Por otra parte, se daba el nombre de tártaros a los descendientes de los invasores mongoles del siglo XIII. En el siglo XIX emigraron a Moscú y Peterburgo (la actual Leningrado) y algunos se colocaron de camareros. Y el bisonte, llamado impropiamente búfalo por los americanos, es de buen augurio en la mitología norteamericana y representa además la dieta básica de muchas tribus.

Receta. Judías verdes con tomate. Se limpia un kilo y medio de judías, quitándoles las puntas y cortándoles los bordes donde pueden tener hebras, y se ponen a cocer en abundante agua hirviendo con sal. Cuando están tiernas se ponen en un escurridor y se dejan hasta que hayan apurado todo el agua. Se ponen dos cucharadas de aceite en una sartén y se agregan cien gramos de cebolla muy picada, se deja rehogar un poco y se añade un kilo de tomates picados. Se tapa y se deja estofar hasta que esté deshecho. Se pasa entonces por el chino, apretando bien para que pase toda la pulpa, se vuelve a poner en la sartén y se deja calentar. En otra sartén se ponen otras dos cucharadas de aceite, se fríe un diente de ajo; cuando está muy tostado se echan las judías y se rehogan añadiendo la salsa de tomate. Se mezcla bien y se sirve.

Reconquista. Al conde catalán dependiente de Francia Bara o Bera, depuesto el 820, le sucede el conde catalán también dependiente de Francia Bernardo, hijo de Guillermo de Tolosa, el conquistador de Barcelona.

Religión. ¡Oh Dios!, consolador de los afligidos, y salvador de los que en Ti esperan, que acogiste misericordioso las piadosas lágrimas de Santa Mónica en la conversión de su hijo Agustín: danos por la intercesión de entrambos, que lloremos nuestros pecados y hallemos el perdón de tu gracia. Por N. S. J. C. …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s