Vamos a traer la lista de motivos que preparamos para “El music-hall” 1976: el periódico “Solidaridad obrera”; el cabaret Voltaire; Hermenegildo Anglada Camarasa; la Plaza Pigalle; la colina de Montmartre; Walter Mehring; las diversiones de los obreros barceloneses de principios del siglo XX; el “Moulin Rouge”; otros cafés y cabarets de Montmartre; el “Eden Concert”; “El Tabú”; “Els Quatre Gats”; Ernst von Wolzogen; Sartre; la Fronda; Tolouse-Lautrec; las cupletistas de los cafés cantantes y la Chelito y la Fornarina; Pedro Pruna; el café cantante hoy cabaret; Joachim Ringelnatz; el chansonnier; y Cléo de Merode. A esta lista podemos añadir dos motivos más: el night-club; y Alphonse Allais. Por otra parte, las diversiones de los obreros barceloneses de principios del siglo XX eran las tabernas, las fiestas de los barrios, el circo, el teatro por horas, las peleas de gallos, los cabarés y cafés cantantes, y el nuevo y barato cinematógrafo. Y el periódico cenetista “Solidaridad obrera” tenía muchos problemas económicos y eso le llevó a insertar en sus páginas publicidad incluso de cabarets, lo que antes tenían por propaganda burguesa. Y “El Tabú” fue un cabaret donde nacieron orquestas de jazz. Y el chansonnier es en Francia un artista que canta o recita en los cabarets composiciones humorísticas de las que suele ser autor y que generalmente tratan temas de actualidad.

Receta. Menestra de verduras. Desgranar un kilo de guisantes y un kilo de habas tiernas; limpiar una docena y media de alcachofas dejando solamente el corazón; limpiar a continuación un kilo de puntas de espárragos. Poner a cocer las verduras en agua salada hirviendo, a excepción de los espárragos que se ponen en agua fría; todas las verduras deben cocer por separado durante cuarenta o cincuenta minutos. Una vez cocidas las verduras se pone al fuego una cazuela con dos decilitros de aceite y cuando esté caliente se agregan 150 gramos de jamón, tres ajos tiernos y una cucharada de harina; una vez rehogado el jamón, se añaden todas las verduras y se acaba de rehogar a fuego lento durante unos diez o quince minutos. Disponer las verduras en una fuente colocadas en grupos.

Reconquista. Sancho II el Fuerte (1065-1072), que era rey de Castilla y el primogénito de Fernando I el Magno (rey de Castilla de 1035 a 1065, rey de León de 1037 a 1065), anuló pronto la voluntad testamentaria de su padre, venciendo, aprisionando y despojando del trono a su hermano Alfonso, rey de León, el cual consiguió huir y refugiarse en Toledo, uno de los reinos de Taifas, cuyo rey Almamún mantuvo buenas relaciones con el leonés destronado. Sancho también destronó a su hermano García, rey de Galicia, y lo desposeyó de sus tierras. Toro, señorío de su hermana Elvira, se sometió, pero no Zamora, señorío de su hermana Urraca, y Sancho le puso sitio con un poderoso ejército en el que iba el noble castellano Rodrigo Díaz de Vivar, conocido con el sobrenombre del Cid, que significa “señor”. Fingiendo desertar de la plaza sitiada, se unió a los sitiadores Bellido Dolfos, quien consiguió dar muerte traidoramente al rey Sancho II (7 de octubre de 1072) y volver a Zamora.

Religión. Oremos. Oh Dios, que bajo el admirable Sacramento nos has dejado un recuerdo de tu Pasión: te pedimos nos concedas venerar de tal modo los sagrados misterios de tu Cuerpo y Sangre, que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu redención. Señor, que vives y reinas con Dios Padre en unidad del Espíritu Santo, Dios por todos los siglos de los siglos. Amén.

Rogámoste, Señor, nos libres de todo peligro de alma y cuerpo; y por intercesión de la gloriosa siempre Virgen Santa María, Madre de Dios; de San José, de tus santos Apóstoles Pedro y Pablo, y de todos los Santos, concédenos, benigno, la salud y la paz; para que, destruida toda adversidad y error, tu Iglesia te sirva con segura libertad. Por el mismo Señor nuestro Jesucristo, Hijo tuyo, que vive y reina contigo en unidad del Espíritu Santo, Dios por todos los siglos de los siglos. Amén.

Oremos. Concédenos por favor, Señor Dios, que nosotros, tus siervos, gocemos de continua salud de alma y cuerpo; y por la gloriosa intercesión de la bienaventurada siempre Virgen María seamos libres de las tristezas de la vida presente y disfrutemos de las alegrías de la vida eterna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s