Vamos a traer la lista de motivos que preparamos para “Los piratas” 1976: Piet Heyn; el corsario Gourgues; los piratas malayos; Bartholomew Roberts; “Les Gueux”; sir Andrew Barton; la costa de Coromandel; la isla Tortuga de los filibusteros; Argelia; Menorca; Filipo V de Macedonia y los piratas ilirios; Azarías Pallais; y Ricardo Rodolfo Caillet-Bois. A esta lista podemos añadir un motivo más: los piratas cilicios. Por otra parte, Azarías Pallais (1884-1954) fue un sacerdote y poeta nicaragüense. Una de sus obras se titula “Piraterías. Caminos que están por debajo de la Historia” (1951), crónicas en prosa. Y Ricardo Rodolfo Caillet-Bois fue un historiador argentino nacido en 1903. Entre muchos otros trabajos tiene uno que se llama “Nuestros corsarios Brown y Bouchard en el Pacífico, 1815-1816”.

Receta. Judías verdes a la castellana. Cortar la punta y el rabito de 200 gramos de judías verdes. Partirlas en trozos. Echarlas en una olla con agua hirviendo y sal. Cocerlas hasta que estén tiernas. Mientras, pelar y cortar una cebolla en rodajas. Picar una ramita de perejil. Retirar las semillas de 200 gramos de pimientos y cortarlos a tiras. Freír la cebolla en una sartén con aceite caliente hasta que empiece a dorarse. Añadir los pimientos y freír unos minutos más. Escurrir e incorporar las judías cocidas. Espolvorear con una cucharadita de pimentón. Salpimentar. Cocer a fuego moderado unos cinco minutos. Espolvorear con el perejil y servir.

Reconquista. Rodrigo Díaz es compendio y personificación de la raza de su época, pero no de la hispana, como sostienen los más de los historiadores. La leyenda acumuló sobre él tantos hechos que ha sido preciso una larga labor para entresacar su personalidad histórica. Nació en Burgos o en Vivar (1043?), de noble linaje, hijo de Diego Laínez y descendiente de Laín Calvo, uno de los jueces de Castilla. Siendo infante, Sancho II lo armó caballero a los 18 años y luego, al ocupar el trono, lo hizo su alférez o portaestandarte y jefe del ejército. Con su rey puso sitio a Zaragoza para obligar a su monarca Moctádir al pago de parias. Le sirvió en la guerra contra Navarra, en donde ganó el título de Campeador por haber matado a un caballero en singular combate o desafío. También ayudó a Sancho a desposeer a sus hermanos de sus reinos, luchando en Golpéjar contra Alfonso VI. Fue, además, uno de los doce caballeros que tomaron juramento en Santa Gadea a Alfonso VI. Grande amor a la justicia y gran entereza e independencia son menester para atreverse a pedir al que va a ser rey tan terrible juramento. Se dice que por esto Alfonso le mostró gran aversión; no obstante, lo casó con Jimena, prima del monarca y a la que distinguía mucho. Como Alfonso VI estaba resentido, el Cid se vio obligado a abandonar Castilla.

Religión. Oremos. Oh Dios, que bajo el admirable Sacramento nos has dejado un recuerdo de tu Pasión: te pedimos nos concedas venerar de tal modo los sagrados misterios de tu Cuerpo y Sangre, que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu redención. Señor, que vives y reinas con Dios Padre en unidad del Espíritu Santo, Dios por todos los siglos de los siglos. Amén.

Atiende, Señor, a las súplicas que te hacemos en la festividad de tu Santo Confesor Pío de Pietrelcina; y pues no confiamos en nuestros méritos, seamos socorridos con los ruegos del Santo que supo agradarte. Por N. S. J. C. …

Dios omnipotente y misericordioso, aleja propicio de nosotros toda adversidad: para que sin estorbo en cuerpo y alma, nos empleemos con libertad de espíritu en tu servicio. Por N. S. J. C. …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s