Vamos a traer la lista de motivos que preparamos para “La publicidad” 1977: la doxometría y George Horace Gallup; Karl Gunnar Myrdal; el eslogan “Thirteen million Americans can’t be wrong”; la foto-fija; el cartel; el pintor Willem De Kooning; el pintor Alexandr Guerasimov; Walther Funk; Joseph Mobutu; el offset; Vance Packard; el diario “La publicitat”; y las S. S. A esta lista podemos añadir un motivo más: el filme de dibujos español. Por otra parte, la doxometría es un estudio de la opinión pública por medio de sondeos sobre algún asunto. Es un método debido al estadígrafo norteamericano George Horace Gallup, nacido en 1901, consistente en encuestas basadas en la probabilidad, que recojan muestras de toda la diversa población. Las preguntas se contestan con un “sí”, “no”, o “no sabe o no contesta”. Y Vance Packard es un sociólogo estadounidense nacido en 1914. Analizó la publicidad y sus manipulaciones, las representaciones del éxito y también lo condicionado de la conducta sexual.

Receta. Cocido catalán. Se ponen a cocer bien lavadas de antemano unas judías secas con abundante agua. Conforme vayan calentándose se les añade la carne y los huesos; se espuma el caldo luego que den un hervor y se echan los garbanzos, el tocino y la sal. Cuando esté un poco cocido, esto es, al cabo de una hora de haber puesto las judías, se les agrega un trozo de butifarra, la pelota o relleno, las patatas y la verdura. Media hora antes de servirlo, se le ponen arroz y fideos, se sazona de pimienta negra y azafrán y se lleva a la mesa cuando esté a punto.

Reconquista. La gran preocupación de Alfonso X el Sabio, rey de Castilla y León (1252-1284), fue heredar, como hijo de Beatriz de Suabia, la corona imperial de Alemania, el “fecho del imperio”, como se decía entonces. Las vacilaciones y timideces y la oposición del Papado le hicieron fracasar. Tuvo que hacer cuantiosos gastos, lo que unido al fausto de la corte y a la liberalidad del rey, redujeron el erario a tal pobreza que le obligaron a rebajar la ley de la moneda y la tasa de las mercancías, haciéndose con ello impopular. También la nobleza estaba disgustada por ser contraria a las pretensiones absolutistas del rey, que los juristas estaban poniendo de moda, lo que, unido al descontento producido por la cesión del Algarve y de Gascuña, fueron pretextos para la sublevación de los nobles, siempre dispuestos a desnaturalizarse y servir a otro señor, rey o moro. Don Alfonso no pudo vencer la anarquía ni con las concesiones ni con los más severos castigos. Sus amarguras aumentaron con la muerte de su primogénito Fernando de la Cerda, que ocasionó una guerra civil entre don Alfonso y su segundo hijo Sancho. El rey hizo jurar a éste heredero contra los derechos de su nieto don Alfonso de la Cerda, hijo de don Fernando, según los “derechos de representación” establecidos por el mismo rey en las Siete Partidas, el cual fue el primero en no cumplir lo que había legislado, pues le correspondía el trono a su nieto. Pero cediendo a la presión de san Luis, rey de Francia, y abuelo materno del de la Cerda, quiso formar para él un reino, el de Jaén. A esta desmembración se opuso don Sancho, que rompió guerra contra su padre. El rey Sabio se vio combatido por todos y las Cortes de Valladolid (1282) lo destronaron, viéndose obligado a pedir ayuda al rey de Marruecos, que se la presta y empieza la campaña contra su hijo, que contaba con la alianza de Mohamed II de Granada. Es un momento triste y curioso de nuestra historia; el hijo lucha contra el padre y ambos son ayudados en la parricida lucha por los mahometanos. La novela rosa que nos pintan de la Reconquista tiene muchos fallos como éste: religión, familia, raza, lealtad y patriotismo se quiebran rotundamente. La muerte de Alfonso X en Sevilla, la ciudad que siempre le fue leal, puso término a la guerra civil.

Religión. Oremos. Oh Dios, que bajo el admirable Sacramento nos has dejado un recuerdo de tu Pasión: te pedimos nos concedas venerar de tal modo los sagrados misterios de tu Cuerpo y Sangre, que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu redención. Señor, que vives y reinas con Dios Padre en unidad del Espíritu Santo, Dios por todos los siglos de los siglos. Amén.

Rogámoste, Señor, nos libres de todo peligro de alma y cuerpo; y por intercesión de la gloriosa siempre Virgen Santa María, Madre de Dios; de San José, de tus santos Apóstoles Pedro y Pablo, y de todos los Santos, concédenos, benigno, la salud y la paz; para que, destruida toda adversidad y error, tu Iglesia te sirva con segura libertad. Por el mismo Señor nuestro Jesucristo, Hijo tuyo, que vive y reina contigo en unidad del Espíritu Santo, Dios por todos los siglos de los siglos. Amén.

Oremos. Concédenos por favor, Señor Dios, que nosotros, tus siervos, gocemos de continua salud de alma y cuerpo; y por la gloriosa intercesión de la bienaventurada siempre Virgen María seamos libres de las tristezas de la vida presente y disfrutemos de las alegrías de la vida eterna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s