Vamos a traer la lista de motivos que preparamos para “Austria” 1977: los romanos, Viena y Salzburgo; el Danubio; Napoleón y Francisco II de Austria; los ulanos austríacos y la lanza; Ana de Austria; la masonería; Rhigas Velestinlis; la “Lega Nera”; el bandolerismo en los Balcanes; el Sacro Imperio Romano Germánico; Ostmark y la Marca Oriental de Baviera; y el vals. A esta lista podemos añadir dos motivos más: el príncipe de Schwarzenberg; y Peter Altenberg. Por otra parte, Austria ingresó oficialmente en la historia cuando los romanos, en 113 a. c., se opusieron en Carintia a la invasión de los cimbros y de los teutones y se instalaron en esta región, donde fundaron Viena (Vindobona) y Salzburgo (Colonia Adriana). Los campamentos de las legiones romanas que en Austria se establecieron fueron el origen de las ciudades más importantes del país. Y en 1806 Francisco II de Austria fue obligado a renunciar a su corona ante la exigencia de Napoleón.

Receta. Coliflor al natural. Se parte una coliflor de dos kilos, separando los tallos, y se pone a cocer en abundante agua hirviendo con sal durante veinte minutos. Se pincha por el tallo para ver si está cocida, y si pincha con facilidad el tenedor, se separa del fuego y se refresca, poniéndola a escurrir en un colador. En una sartén se pone a calentar un decilitro de aceite, se fríen dos dientes de ajo y ya bien dorados se sacan y se echa la coliflor, se saltea y bien caliente se sazona de sal y pimienta y se sirve en una fuente calentada previamente.

Reconquista. Alfonso XI el Justiciero, rey de Castilla y León (1312-1349), casó con María, hija de Alfonso IV de Portugal y muerta en 1357, con la que tuvo al que sería su sucesor Pedro I el Cruel (1349-1369). Pero Alfonso XI tenía otro hijo, el que sería sucesor de Pedro I el Cruel, Enrique II el de las Mercedes (1369-1379).

Religión. ¡Oh Dios!, que por medio de los Santos Apóstoles Simón y Judas nos trajiste al conocimiento de tu nombre: danos celebrar su gloria eterna con adelanto en la virtud, y nuevo adelanto al celebrarla. Por N. S. J. C. …

Omnipotente sempiterno Dios: mira propicio nuestra flaqueza; y extiende, para protegernos, la diestra de tu Majestad. Por N. S. J. C. …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s