Vamos a traer la lista de motivos que preparamos para “La aventura” 1982: Veney Lovett Cameron; Pedro Alvares Cabral; la Kon-Tiki y Thor Heyerdahl; Vitus Bering; Dumont d’Urville y la Antártida; Thomas Henry Huxley; Alfred Russell Wallace; Alexander Von Humboldt; Nearco; Szek Teleki; y Alfred Wegener. A esta lista podemos añadir dos motivos más: el conde de Volney; y Antonio Pigafetta. Por otra parte, Friedrich Wilhelm Heinrich Alexander von Humboldt (1769-1859) fue un naturalista, explorador y geógrafo, que viajó por Europa, América y Siberia y escribió en alrededor de una treintena de volúmenes “Viaje a las regiones equinocciales del nuevo continente”, y también es el autor de “Cosmos”, su obra más conocida. Y Jules Dumont d’Urville (1790-1842) fue un navegante y explorador francés. Después de haber participado en varios viajes científicos, figuró al frente de las expediciones del Astrolabe (1826-1829) a Polinesia y, posteriormente (1837-1840), a los mares antárticos, en el curso de las cuales descubrió algunas tierras.

Receta. Sopa sabrosa. En una cacerola se ponen dos cucharadas de aceite, se deja calentar y se echa una cebolla picada, ajos y perejil, se agregan dos tomates picados y un repollo de cien gramos y dos zanahorias picadas también. Con la cacerola tapada se deja rehogar despacio durante cinco minutos; entonces se añade un hueso de jamón y litro y medio de agua y se deja cocer despacio durante una hora y media. Bien cocido el conjunto de verdura se agregan 200 gramos de patatas cortadas en cuadritos y se añade agua, si hace falta, y cuando están cocidas las patatas se agregan 50 gramos de arroz. A los quince minutos de cocción lenta se separa del fuego y después de un ligero reposo se sirve.

Reconquista. El monarca Juan II (1406-1454) de Castilla y León, débil de voluntad y poco aficionado a las tareas del gobierno, encomendó a don Álvaro de Luna la gobernación del reino. El joven palaciego conquistó la voluntad del rey niño, que no sabía separarse de él. Le nombró condestable, conde de Santisteban y gran maestre de Santiago. La nobleza le hizo una violenta oposición, que estalló en una guerra civil. El rey se vio detenido por su cuñado, el infante don Enrique, y tuvo que desterrar a su favorito varias veces de la Corte, pero lo volvía a llamar, porque ni el rey sabía pasarse sin él ni era fácil sustituirle. En contra del valido intervienen los reyes de Navarra y Aragón, don Juan I y don Alfonso V, que obligaron a poner en libertad al infante don Enrique y a devolverle sus posesiones, y declararon franca guerra a don Álvaro, que los derrotó en Olmedo (1445).

Religión. ¡Oh Dios!, que cada año nos traes el día de la dedicación de este tu santo templo, y nos permites asistir siempre incólumes a los sagrados Misterios: oye las súplicas de tu pueblo, y haz que todo el que entrare en este templo a implorar tus favores, se goce alcanzando cuanto pidiere. Por N. S. J. C. …

Haz, te rogamos, Dios omnipotente, que meditando siempre cosas razonables, te agrademos con nuestras palabras y obras. Por N. S. J. C. …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s