Vamos a traer la lista de motivos que preparamos para “Las ciencias ocultas” 1982: el conde de Cagliostro; Auguste Villiers de L’Isle-Adam; la cábala y la salamandra; Corneille Agrippa de Nettesheim; la nigromancia; Ignacio Ramírez; la cartomancia; William Blake; la parapsicología y lo paranormal; Henry Rider Haggard; la telequinesia; P. Piobb y el ocultismo; los adivinos; Giancarlo Menotti; Gustav Holst; la genetlíaca y lo geneático; la noche de Halloween; Iarcas; la ornitomancia; la hidromancia; La Brosse; y la quiromancia. A esta lista podemos añadir tres motivos más: Lampedusa; Juan I el cazador; y sir William Crookes. Por otra parte, Iarcas fue un sabio hindú que enseñó a Apolonio las ciencias ocultas, especialmente el arte de adivinar. Y se ha relatado que el escritor Henry Rider Haggard tenía facultades parapsicológicas. Y la nigromancia es el arte de adivinar haciendo comparecer a los muertos. Se ha usado en los siglos más remotos. Y la noche de Hallowe’en es la del 31 de octubre, antes del día de la Misa de Difuntos que es el 2 de noviembre. En esa noche se crea una atmósfera propicia para todo tipo de actividades ocultistas.

Receta. Conejo con alcachofas. Trocear un conejo de un kilo y doscientos gramos y salpimentarlo. Pelar cuatro dientes de ajo y cortarlos por la mitad. Ponerlos a dorar en una cazuela con un poco de aceite. Añadir el conejo y dorarlo. Agregar una cucharada de harina y mezclar bien hasta que se disuelva. Limpiar seis alcachofas, retirando el tallo, las hojas externas y la parte alta de las hojas. Trocear en cuatro e incorporarlas a la cazuela. Verter un vaso de vino blanco y dos vasos de agua y guisar a fuego medio-alto durante treinta minutos. Trocear dos pimientos verdes en rectángulos y dos cebolletas en tiras. Ponerlos a dorar en una sartén con un poco de aceite. Servir el conejo en una fuente y colocar encima la fritada de pimientos y cebolletas.

Reconquista. Enrique IV el Impotente (1454-1474), rey de Castilla y León, estaba casado con doña Blanca de Navarra, a la que repudió por estéril, y tomó entonces por esposa a la hija del rey Eduardo de Portugal, doña Juana, princesa hermosa y desenvuelta. Pronto se dijo que ésta dispensaba sus favores a un apuesto mozo de distinguida familia andaluza, don Beltrán de la Cueva, natural de Úbeda, de agradables maneras, que se captó la regia simpatía y fue encumbrado rápidamente desde paje de lanza, “contino” de la guardia real, a mayordomo de palacio, y otras codiciadas dignidades, como el señorío conde de Ledesma y el título de marqués, etc. Puede decirse que fue el que de hecho dirigió los destinos del país, pareciendo un precursor de Godoy.

Religión. ¡Oh Dios!, que diste la ley a Moisés en la cumbre del monte Sinaí, y maravillosamente, por mano de Ángeles, colocaste en el mismo lugar el cuerpo de tu Santa Virgen y Mártir Catalina: haz, Te rogamos, por sus méritos e intercesión, que podamos llegar al monte que es Cristo: Que contigo vive…

Omnipotente, sempiterno Dios, que por tu amado Hijo, Rey universal, quisiste restaurar todas las cosas: concede propicio que todas las naciones de la tierra, a quienes separa la herida del pecado, se sometan a su suavísimo imperio. Que contigo vive…

Suplicamos, Señor, despiertes las voluntades de tus fieles; para que, produciendo con más fervor frutos de buenas obras, reciban de tu piedad más eficaces remedios. Por N. S. J. C. …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s