Vamos a traer la lista de motivos que preparamos para “La juventud” 1983: Stig Dagerman; Thomas De Quincey; Deifobea; Claude Delvincourt; Charles Despiau; D. O. S. A. A. F.; Marcel Duchamp; Esteban Echevarría; Ilya Ehrenburg; Endimión; Serafín Estébanez Calderón; Evgeni Aleksandrovich Evtusenko; Mihály Farkas; Faruk I; Federico Fellini; Fitrat; los Franchoys; Fernando Gallegos; Jean Genet; Gilgamesh; Ernst Glaeser; Wladislaw Gomulka; Felipe González Márquez; Johan Nordahl Grieg; la guardia suiza; Jean Guéhenno; Beatriz Guido; Yehudá Ha-Leví; Susumu Hani; Hans Hartung; los Hainbündler; Hebe; Pedro Henríquez Ureña; Stefan Hermlin; Alfonso Hernández-Catá; Miguel Hernández Gilabert; las Hespérides; Nazim Hikmet; Sigurd Hoel; los Holbein; Carlos Holguín; y Arno Holz. A esta lista podemos añadir cuatro motivos más: Isidoro el Joven; los Flecha; Bruno Giorgi; y Hans Carossa. Por otra parte, Nordahl Grieg fue un escritor noruego (1902-1943), muy patriota; escribió poesía, y prosa, también teatro, en el que una de las obras destacadas es “El amor de un joven” (1927). Y Sigurd Hoel fue otro escritor noruego (1890-1960), marxista, periodista, que escribió novelas y teatro. Ya en sus primeros libros se presentó como portavoz de la juventud moderna. Y Thomas De Quincey (1785-1859) fue un escritor inglés. Hizo varias obras. Su afición juvenil por la droga le llevó a escribir “Confesiones de un comedor de opio inglés”, obra que influyó en Baudelaire y Berlioz. Y Arno Holz fue un escritor alemán (1863-1929). Obtuvo un premio literario a los dieciocho años por un libro de poemas. Es uno de los iniciadores del naturalismo en Alemania. Y Stig Dagerman fue un novelista sueco (1923-1954) que en su obra expresa la angustia de la juventud que vivió los años de la segunda guerra mundial. Y Carlos Holguín fue un político y escritor colombiano (1832-1894), de Bogotá, conservador, que a los veintitrés años fue presidente del Senado.

Receta. Patatas con salchichas. Se mondan las patatas y se cuecen con agua y sal. Hecho esto se rehogan en manteca separadamente unas salchichas, que se colocan en una fuente, formando círculo, con las patatas en el centro. Todo junto se rocía con la grasa que hayan soltado las salchichas.

Reconquista. Es imprescindible, para tratar de los derechos de Isabel la Católica al trono, discutir un asunto escabroso: la vida marital de Enrique IV y el dictado de Impotente, con el cual le conoce la historia. ¿Fue don Enrique un ser inepto, un impotente, como reza la etiqueta con que ha sido archivado en la historia, o un pobre hombre calumniado por adversarios victoriosos que, a favor del éxito, que todo lo autoriza y sanciona, han hecho perdurar la fábula de su incapacidad?

Religión. Humildemente pedimos a tu Majestad, Señor, que el Apóstol San Andrés, así como predicó y gobernó tu Iglesia, así interceda perpetuamente por nosotros delante de Ti. Por N. S. J. C. …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s