Vamos a traer la lista de motivos que preparamos para “La Revolución francesa” 1983: la Bastilla; la guillotina; la batalla de Valmy; la batalla de Jemappes; los Estados generales; Olympe de Gouges y las feministas; el socialismo utópico; Robespierre, Teresa Cabarrús y Victorien Sardou; Jean-Paul Marat y Jacques-Louis David; Adolphe Thiers; François Guizot; María Antonieta, Hilaire Belloc, Tyrone Power y Stefan Zweig; La Fayette; Mirabeau y Chamfort; Saint-Just; los girondinos y Brissot de Warville; el gorro frigio; Laura Permón; Albert Sorel; Auguste Couder; Toussaint l’Ouverture, Dessalines y Vincent Ogé; y Jacques Hébert. A esta lista podemos añadir seis motivos más: Joseph François Foullon; Christopher Lance; Pierre Gaspard Chaumette; Thomas Paine; Madame Roland; y Wilhelm Oncken. Por otra parte, Laura Permón (Montpellier, 1784-París, 1838) fue una dama francesa casada con el general Junot, que escribió, entre otras obras, la monumental de 18 tomos “Memorias de los recuerdos históricos de Napoleón, la Revolución, el Directorio, el Consulado y el Imperio”. Y Adolphe Thiers (1797-1877) fue un historiador y político francés, autor, entre otras obras, de una “Historia de la Revolución” y una “Historia del Consulado y del Imperio”. Y el gorro frigio es un gorro semejante al que utilizaban los antiguos griegos, y que fue adoptado como emblema de la libertad por los revolucionarios franceses de 1793 y luego por los republicanos españoles. Y los girondinos fue un partido político francés que se manifestó violentamente en la revolución de 1789. Jacques Pierre Brissot de Warville fue un político y periodista francés (1754-1793), uno de los jefes del partido girondino y murió guillotinado.

Receta de mañana. Patatas yanquis. Se hace un picadillo con 200 gramos de carne de cerdo o ternera, 100 gramos de jamón, dos tomates y una cebolla, bien menudo; se sazona y rehoga en la sartén con mantequilla, poniéndolo luego en un plato. Hecho esto, se pelan, cuecen y machacan 400 gramos de patatas, que se unen a dos huevos batidos; se sazona y mezcla bien; y tomando una cucharada de la pasta, que debe estar espesa, se pone sobre ella una capa de picadillo; se cubre éste con otra cucharada del puré y se forman unos pollitos del tamaño y hechura de una patata, que se fríen en manteca y se sirven calientes, cuanto más mejor, pudiendo rociarlos con salsa de tomate.

Reconquista. Para Rodríguez Villa, en su apologética biografía, don Beltrán de la Cueva “es noble, leal y grandiosa figura que destaca entre aquella turba de nobles rebeldes y vasallos desleales”. Ayudó a los Reyes Católicos contra la Beltraneja, por lo que Prescott, Brito Vivar de Sousa y otros creen que tal actitud es una declaración de su no participación en la paternidad de la Beltraneja.

Religión de mañana. ¡Oh Dios!, que con la admirable erudición de tu Confesor Santo Tomás ilustras a tu Iglesia, y con sus santas obras la fecundas: rogamos nos concedas entender lo que enseñó, e imitar lo que practicó. Por N. S. J. C. …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s