Vamos a traer la lista de motivos que preparamos para “El Paralelo barcelonés”: el paralelo geográfico; el paralelo geométrico; Raquel Meller; Salvador Sierra; el Teatro Apolo; los cafés cantantes de los años 1930; el barrio obrero de la Barcelona de principios del siglo XX; y Alejandro Lerroux. A esta lista podemos añadir dos motivos más: el financiero Juan March; Sugrañes; y Barcelona, ciudad de Venezuela. Por otra parte, en los años 1930 en el Paralelo eran bonancibles, frescas las veladas del Teatro Apolo con aquellas cupletistas de un erotismo ingenuo y delirante. Y en la Barcelona de la Guerra Civil, en el Apolo del Paralelo, se daban dramas sociales a cargo de la compañía de Salvador Sierra. Sus títulos eran demostrativos: “Los hijos del señor cura”, “No quiso ser madre”, “Abajo las armas”, etc.

Receta de mañana. Puchero de cerdo. Elaborar un picadillo con una cebolla pelada y triturada, 100 gramos de bacon, un poco de salvia y una mata de apio muy trinchado. Calentar 75 gramos de mantequilla en una sartén, agregar el picadillo y añadir una zanahoria en rodajas, 750 gramos de magro de cerdo troceado en dados, un cuarto de litro de salsa de tomate y algo de sal. Dejar cocer durante una hora a fuego muy bajo, incorporando algo de agua si hiciera falta. Cortar una col o repollo pequeño en tiras y agregarlo al guiso; pinchar seis salchichas e incorporarlas, igualmente. Cocer treinta minutos a calor suave y servir muy caliente.

Reconquista. Retirado nuevamente al claustro Ramiro II, quedó nominalmente como reina de Aragón doña Petronila (de dos años de edad), y se ocupó del gobierno su esposo nominal Ramón Berenguer IV (1137-1162), el último de los condes catalanes, como príncipe de Aragón. El matrimonio se efectuó trece años después de firmados los esponsales (1150), cuando Petronila tenía 15 años y 35 el conde. Éste luchó con fortuna contra los musulmanes, arrebatándoles las plazas de Tortosa, Lérida, Fraga, etc., llevando sus dominios hasta la desembocadura del Ebro; también intervino en el Mediodía francés.

Religión de mañana. Oremos. Oh Dios, que bajo el admirable Sacramento nos has dejado un recuerdo de tu Pasión: te pedimos nos concedas venerar de tal modo los sagrados misterios de tu Cuerpo y Sangre, que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu redención. Señor, que vives y reinas con Dios Padre en unidad del Espíritu Santo, Dios por todos los siglos de los siglos. Amén.

Rogámoste, Señor, nos libres de todo peligro de alma y cuerpo; y por intercesión de la gloriosa siempre Virgen Santa María, Madre de Dios; de San José, de tus santos Apóstoles Pedro y Pablo, y de todos los Santos, concédenos, benigno, la salud y la paz; para que, destruida toda adversidad y error, tu Iglesia te sirva con segura libertad. Por el mismo…

Oremos. Concédenos por favor, señor Dios, que nosotros, tus siervos, gocemos de continua salud de alma y cuerpo; y por la gloriosa intercesión de la bienaventurada siempre Virgen María seamos libres de las tristezas de la vida presente y disfrutemos de las alegrías de la vida eterna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s