Vamos a traer la lista de motivos que preparamos para “La medicina” 1983: Jean-Henri Dunant y Cruz Roja Internacional y Clara Barton; Edward Cummings; Mesmer; Florence Nightingale; William James Mayo; el catgut; Asclepio; Boris Pasternak; la asepsia y la anestesia; y Dioscórides. A esta lista podemos añadir dos motivos más: sir Frederick Grant Banting; y Willem Einthoven. Por otra parte, Florence Nightingale (Florencia, 1820-Londres, 1910) fue una enfermera inglesa, fundador de las modernas escuelas de enfermería. Y William James Mayo (1861-1939) fue un médico y cirujano norteamericano, fundador, con su hermano menor Charles Horace (1865-1939), de la famosa Clínica Mayo, en Rochester, Minnesota, uno de los centros de cirugía más conocidos mundialmente.

Receta de mañana. Patatas parisienses (otra receta). Se fríe en manteca una cebolla muy picada, se añaden entonces las patatas mondadas, agua, sal, laurel y perejil y se dejan que cuezan para servirlas luego, espolvoreadas con pimienta en polvo.

Reconquista. La marcha del rey catalanoaragonés Pedro II el Católico a Roma, pudiendo tratar los mismos asuntos por medio de embajadores, obedecía al deseo de ostentar la pompa de rey ante la corte romana y lograr el favor pontificio que le diera un buen resultado político. Enfeudar sus estados al pontífice era una baza nada desdeñable, por cuanto Francia se vería incapaz de atraer hacia sí los estados catalanoaragoneses de más allá de los Pirineos a la vez que engrandecía su nación en tierras, en vasallos y en prestigio y Aragón sería más que Francia ante las naciones. Pero Francia no dormía y en los comienzos de las luchas de los condes de Provenza, Narbona, Tolosa, etc., es decir, en los principios de las luchas del sur de Francia, no estaba muy lejos la corte francesa.

Religión. Señor Jesucristo, que para renovar la memoria de los dolores de tu Madre santísima fundaste en tu Iglesia, por medio de los siete santos Padres, la nueva familia de sus Siervos: concédenos propicio asociarnos de tal modo a su llanto, que disfrutemos también de sus alegrías: Que vives…

Rogamos, Señor, escuches benigno las súplicas de tu pueblo; para que, pues somos justamente afligidos por nuestros pecados, seamos misericordiosamente librados por la gloria de tu nombre. Por N. S. J. C. …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s