Cuando hicimos este programa no habíamos conseguido reunir los suficientes datos para confeccionar una lista y tuvimos que recurrir a Google. Hoy, de la misma manera, tampoco tenemos un número satisfactorio de motivos, pues hasta la fecha sólo hemos podido espigar dos: el cartelismo; y el Salón de Humoristas.

Receta de mañana. Tortilla de patatas. Se monda un kilo más un cuarto de kilo de patatas y después de lavarlas se cortan muy finitas. Se pica una cebolla muy fina también. En una sartén se pone un decilitro de aceite, y cuando está caliente se echa la cebolla. Se empieza a rehogar y enseguida se echan las patatas, a las que se añade sal, y se tapan, moviéndolas de vez en cuando, hasta que estén tiernas. Se baten cuatro huevos con un poco de sal y se hacen las tortillas a buena lumbre, dándoles la vuelta enseguida que se cuajen por un lado para que no se resequen. Se sirven en una fuente grande, una al lado de otra.

Reconquista. Pedro III el Grande, hijo y sucesor de Jaime I el Conquistador, había casado con una hija del regente de Sicilia. A causa de las luchas que había entonces entre los papas y los emperadores alemanes, el reino de Sicilia fue otorgado por el Pontífice al francés Carlos de Anjou. Contra su dominio se sublevaron los sicilianos que en su isla llevaron a cabo una matanza de franceses conocida en la Historia con el nombre de Vísperas Sicilianas (año 1282). Pedro recibió una embajada que le ofrecía la corona de Sicilia, que aceptó. Los sicilianos pidieron ayuda a Pedro III el cual arrojó a los franceses de la isla mientras la escuadra aragonesa, mandada por Roger de Lauria, vencía a la francesa. La escuadra de Pedro se presentó en Trapani y Carlos de Anjou tuvo que levantar el sitio que había puesto a Mesina y huir a Calabria. Pedro III se apoderó de la isla, y la escuadra aragonesa, mandada por Roger de Lauria causó varias derrotas a la angevina e hizo prisionero a Carlos el Cojo, hijo de Carlos de Anjou. El papa Martín IV, indignado contra Pedro III, le excomulgó, absolviendo a sus vasallos del juramento de fidelidad, poniendo sus Estados en entredicho, le privó de sus dominios y los adjudicó (1284) a Carlos de Valois, hijo segundo del rey de Francia. Carlos de Valois preparó la invasión del reino de Aragón. Consiguió llegar hasta Gerona, pero se vio obligado a emprender la retirada.

Religión de mañana. Concede, Señor, a tus fieles la gracia de comenzar con la debida piedad la venerable solemnidad de los ayunos, y de llevarla al cabo con firme devoción. Por N. S. J. C. …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s