Vamos a traer la lista de motivos que preparamos para “El circo romano” 1984: el pulgar; la cena de libertad; la cávea; el spoliarum; los caballos hispanos; la cuádriga; el Circo Máximo; el Coliseo; los andábates; el púgil; los mirmillones; Arthur Koestler; los spectate; los tensae; el doctor; las escuelas de gladiadores; la madera; la basílica de San Pedro; Androcles; y Calígula. A esta lista podemos añadir dos motivos más: el confector; y Sumano. Por otra parte, los tensae eran carros sagrados en los que se transportaban las imágenes de los dioses en los “ludi circenses”. Y los spectati eran gladiadores que ya habían superado la prueba del circo en alguna ocasión. Y Arthur Koestler fue un escritor y periodista inglés, de origen húngaro (1905-1983), afiliado muy joven al partido comunista ruso y corresponsal de la prensa londinense en la guerra civil española. Fue condenado a muerte en 1937 acusado de espionaje por sus artículos sobre ayuda alemana e italiana a los franquistas, pero se le liberó debido a la intervención del gobierno inglés, siendo canjeado por la esposa de un piloto nacionalista. Es autor entre otras obras de “Los gladiadores”.

Receta de mañana. Olla de col. Se pone en la olla medio kilo de garbanzos y medio kilo de judías después de haber estado en remojo la noche anterior y seis huesos de cerdo. Se dejan cocer hasta que estén tiernos. Seguidamente se echan tres patatas y una col cortadas a trozos pequeños. Se deja hervir un poco y se agrega un vaso pequeño de arroz. Se pica en el mortero azafrán de pelo, cominos, perejil y ajos. Echamos en la olla todo esto y por último se ponen seis morcillas y sal al gusto. Dejar cocer unos diez minutos.

Reconquista. El rey catalanoaragonés Alfonso IV el Benigno (1327-1336) era de carácter pacífico, y sin embargo tuvo que guerrear contra Génova, que provocó una insurrección en Cerdeña, acabando la lucha por la intervención del pontífice. Casó en segundas nupcias con Leonor, hermana de Alfonso XI de Castilla, y le prestó algunas naves. Dominado por su mujer, hizo donación de muchas villas al infante don Fernando, nacido de doña Leonor, y como estas mercedes eran contrarias a los estatutos que el mismo rey había confirmado, hubo revueltas, distinguiéndose los valencianos, dirigidos por Guillén de Vinatea. El rey revocó la donación y, antes de morir (1336), doña Leonor, temiendo al heredero don Pedro, huyó a Castilla.

Religión de mañana. Danos, Te rogamos, Dios todopoderoso, por intercesión del Pontífice San Cirilo, que de tal modo te conozcamos a Ti, único Dios verdadero, y al que enviaste, Jesucristo, que merezcamos ser perpetuamente contados entre las ovejas que oyen su voz. Por el mismo Señor…

Dígnate hacer, Dios todopoderoso, que tus fieles, que, mortificando la carne, se abstienen de manjares, obrando virtuosamente, se abstengan de culpas. Por N. S. J. C. …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s