Vamos a traer la lista de motivos que preparamos para “La Belle Époque” 1985: Félix Faure; el asunto Dreyfus; “La Bohème”, de Giacomo Puccini; Alfred Sisley; Ruggiero Leoncavallo; “L’école de Paris”; en 1874 la primera exposición de pintura expresionista y Félix Tournachon Nadar; Paul Verlaine; Tono, Mihura, Miguel Villalonga y Jacinto Miquelarena; Frantisek Kupka; Jacques Maritain; el café New York de Pest; los bóxers; la Triple Entente; los hermanos Goncourt; los fauves en el Salón de otoño en 1905; el puntillismo o divisionismo y Henri-Edmond Delacroix Cross; y Marcel Proust. A esta lista podemos añadir tres motivos más: Armand Guillaumin; Alfred Capus; y la Sección Áurea. Por otra parte, con el nombre de “L’école de Paris” se conoce un conjunto de actividades de un numerosísimo grupo de pintores que trabajaban en la capital francesa en los años inmediatamente anteriores a la Primera Guerra Mundial, y que procedían de diversas partes del mundo. Se caracterizaban en general por la atención preferente a lo formal, y nacieron en este caldo de cultivo varias escuelas. Y Félix Faure fue un político francés, de París (1841-1899), que llegó a ser presidente de la República, y durante cuya presidencia tuvo lugar el caso Dreyfus. Y Alfred Sisley fue un pintor francés (1839-1899), maestro del impresionismo.

Receta de mañana. Patatas con guisantes. Pelar y trocear un kilo de patatas en dados regulares; reservarlas. Quitar la piel a dos tomates y rallarlos. Picar menudo una cebolla. Acercar una sartén al fuego con una cucharada de manteca de cerdo, rehogar en ella la cebolla y los tomates y dejar hacer a fuego suave unos quince minutos. Agregar, después, pimentón y una copita de vino blanco. Incorporar las patatas, una ramita de hierbabuena y 250 gramos de guisantes. Sazonar, remover y verter medio litro de agua. Tapar la cazuela y cocer. Cuando empiece el hervor, reducir el fuego y continuar la cocción hasta que las patatas y los guisantes estén bien tiernos.

Reconquista. Alfonso X el Sabio, hijo y sucesor de Fernando III, debe su sobrenombre a su afición a las letras. Los musulmanes ya no son temibles para los cristianos, y desde este reinado la Reconquista marcha lentamente. Durante casi un siglo se dirige al dominio del Estrecho de Gibraltar. El nuevo rey castellano no fue un conquistador y se limitó a afianzar las adquisiciones hechas por su padre, conquistando nuevamente Cádiz y Murcia, donde los musulmanes se habían sublevado.

Religión de mañana. Oremos. Oh Dios, que bajo el admirable Sacramento nos has dejado un recuerdo de tu Pasión: te pedimos nos concedas venerar de tal modo los sagrados misterios de tu Cuerpo y Sangre, que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu redención. Señor, que vives y reinas con Dios Padre en unidad del Espíritu Santo, Dios por todos los siglos de los siglos. Amén.

¡Omnipotente, sempiterno Dios!: concédenos celebrar de tal suerte los misterios de la Pasión del Señor, que merezcamos recibir el perdón. Por el mismo…

Rogámoste, Señor, acojas benigno las súplicas de tu Iglesia; para que, destruida toda contradicción y error, te sirva con segura libertad. Por N. S. J. C. …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s