Vamos a traer la lista de motivos que preparamos para “El lejano Oriente” 1985: Kalgan; el bonzo; el beriberi; la pagoda; la jibrikisha; el cornaca; el harakiri; las “chinoiseries”; la roza; los reyes-dragones; Fu-Hi, Sheng Nung y Huang Ti; el budismo, el lamaísmo y el zen; el sintoísmo y el miya; Stella Benson; Lin Yutang; Hidesato; el taotie; Temmimgú; el príncipe Chang; Guanyin; Wuwu; Jen-Shen y el ginseng; e Ia. A esta lista podemos añadir un motivo más: Arturo Ambrogi. Por otra parte, Ia es el nombre del ser supremo entre mongoles y calmucos. Y Wuwu en la mitología indonesia es un mono sagrado del cual pretendían descender los habitantes de Sumatra. Y Jen-Shen en chino significa “imagen sagrada del hombre” y de ahí derivaría el nombre del ginseng, por la semejanza de la forma de sus raíces con la figura humana. Y Lin Yutang es un escritor chino nacido en 1895, establecido en Estados Unidos. Escribió varios libros de divulgación de la cultura y la sociedad chinas.

Receta de mañana. Alcachofas con jamón. Limpiamos 16 alcachofas y las cocemos en una cazuela con agua, harina, sal y el zumo de dos limones. En ocho minutos aproximadamente estarán listas. En una cazuela ancha derretimos una nuez de mantequilla y añadimos 200 gramos de jamón curado cortado en taquitos. Cuando esté doradito, agregamos un poco de harina, removemos o vertemos un poco de agua de cocer las alcachofas para hacer la salsa. Dejamos cocer un par de minutos removiendo y agregamos las alcachofas ya cocidas y cortadas en mitades. Probamos de sal y servimos.

Reconquista. Don Sancho, hijo segundo del rey castellano Alfonso X el Sabio, y protegido por gran parte de la descontenta nobleza, quiso ser reconocido heredero. Alfonso X tuvo que trasladarse a Sevilla, donde se pronunció enérgicamente contra las ambiciones de su segundo hijo, reconociendo como heredero al hijo mayor de su primogénito, el cual había muerto luchando contra los musulmanes. A pesar de ello fue sucedido por su rebelde hijo don Sancho.

Religión de mañana. Oremos, amadísimos, por la santa Iglesia de Dios; para que nuestro Dios y Señor se digne darle la paz y unión, y guardarla en toda la redondez de la tierra: sujetando a ella los principados y potestades; y nos conceda que en vida quieta y tranquila glorifiquemos a Dios Padre todopoderoso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s