Vamos a traer la lista de motivos que preparamos para “Carmen, de Bizet”: Maya Plisetskaya; la ópera naturalista francesa; el melodrama; Wenceslao Fernández Flórez; el carmen en Granada; Gonzalo Bilbao; Otto Preminger; la película “Carmen”, con Imperio Argentina, Rafael Rivelles y Manuel Luna; la Delmás; la Opéra-comique; Prosper Mérimée; la soprano; Pola Negri y E. Lubitsch; “Carmen” en Nueva York en honor de Albert Einstein; la película “Carmen” de dibujos animados; las dieciséis lunas de Júpiter; Pedro Lavirgen; Enrique Herreros; María Espinalt y Antonio Cortis; Gerardo Diego y la revista “Carmen”; la Jeanne-Marie del poema de Rimbaud; Conchita Supervía; y la prima donna. A esta lista podemos añadir seis motivos más: Orazio Vecchi; la fábrica de tabacos; los cines de Barcelona ganada la Guerra Civil; Theda Bara; las actrices; y “Carmen, la de Ronda”. Por otra parte, Carmen es el nombre de una de las dieciséis lunas de Júpiter. Y la ópera “Carmen” tuvo una parodia en la película española de dibujos animados del mismo nombre. Y el 10 de febrero de 1939 tuvo lugar una representación de “Carmen”, en el Tívoli de Barcelona, por María Espinalt y Antonio Cortis. Y en la década de 1960, Pedro Lavirgen cantó en Cartagena en diversas ocasiones (“La Dolores”, de Bretón, “Marina”, de Arrieta, y “Carmen”, de Bizet).

Receta de mañana. Gazpacho andaluz. Pelar seis tomates maduros, pero fuertes, retirar las semillas y trocearlos. Pelar un pepino, una cebolla y tres dientes de ajo y cortarlos en trozos. Lavar un pimiento rojo y dos pimientos verdes, retirarles las semillas y cortarlos también en trozos regulares. Pasar todos los ingredientes por la batidora eléctrica. Añadir una rebanada de pan, cuatro cucharadas soperas de aceite de oliva, tres cucharaditas de sal, rasas, y una cucharada sopera de vinagre, y batir nuevamente hasta que todo esté bien triturado y emulsionado. Añadir agua fría (aproximadamente un litro) y batir bien. Añadir más agua si es necesario. Si se desea, se le puede agregar al final, para servirlo, trozos de pepino, de pimiento verde, de cebolla, de jamón, de huevo duro, y cuadraditos de pan tostado.

Reconquista. A Alfonso V el Magnánimo (1416-1458), a poco de subir al trono le ocurrió un hecho que había de darle a su reinado su carácter peculiar, un nuevo impulso a la política mediterránea y una reanudación de la guerra con los angevinos. Juana II, la versátil y liviana reina de Nápoles, le ofreció nombrarle sucesor si la defendía contra Luis de Anjou. Alfonso acudió, hizo levantar el cerco de Nápoles y entró en la ciudad. Juana revocó el acuerdo y adoptó a Luis, para rectificar enseguida, entrado en negociaciones con ambos rivales. Por fin muere la voluble reina (1435), dejando como heredero a Renato de Anjou, pero Alfonso decide apoderarse del reino, siendo vencido en la batalla de Ponza (1435), cayendo prisionero Alfonso, su hermano el rey de Navarra, Juan I y muchos caballeros. Al año siguiente fue puesto en libertad, prosiguiendo la conquista del reino; seis años después, en 1442, los aragoneses conquistaban Nápoles y al año siguiente hacía Alfonso una entrada triunfal que recordaba a las romanas. Alfonso V, haciendo uso de su poderosa marina, conquistó el reino de Nápoles, ciudad de su predilección en la que estableció su corte, dejando el gobierno de la corona de Aragón a su hermano Juan II.

Religión de mañana. Oremos. Oh Dios, que bajo el admirable Sacramento nos has dejado un recuerdo de tu Pasión: te pedimos nos concedas venerar de tal modo los sagrados misterios de tu Cuerpo y Sangre, que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu redención. Señor, que vives y reinas con Dios Padre en unidad del Espíritu Santo, Dios por todos los siglos de los siglos. Amén.

Suplicamos, Señor Dios, nos concedas a tus siervos gozar de perpetua salud de alma y cuerpo; y, por la gloriosa intercesión de la bienaventurada siempre Virgen María, seamos libres de la tristeza presente y gocemos de la eterna alegría. Por N. S. J. C. …

Rogámoste, Señor, acojas benigno las súplicas de tu Iglesia; para que, destruida toda contradicción y error, te sirva con segura libertad. Por N. S. J. C. …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s