Vamos a traer la lista de motivos que preparamos para “El mundo del disco” 1993: las Maisons de la Culture; “Cara al sol”; los métodos educativos; el gramófono; la gramola; las muestras fonográficas de todas las lenguas en Viena y París; la RCA (Radio Corporation of America) y el single de 45 revoluciones por minuto; Chicken Jazz’n Gumbo; y “Congo Blues” de Dizzy Gillespie. A esta lista podemos añadir tres motivos más: Herbert von Karajan; los mass media; y Paul Gottlieb Nipkow. Por otra parte, “Congo Blues” es un disco antiguo de Dizzy Gillespie con Max West a la batería. Y a principios del siglo XX en Viena y en París se hacía una colección de muestras fonográficas de todas las lenguas.

Religión de mañana. Oremos. Oh Dios, que bajo el admirable Sacramento nos has dejado un recuerdo de tu Pasión: te pedimos nos concedas venerar de tal modo los sagrados misterios de tu Cuerpo y Sangre, que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu redención. Señor, que vives y reinas con Dios Padre en unidad del Espíritu Santo, Dios por todos los siglos de los siglos. Amén.

¡Oh Dios!, que cada año nos alegras con la solemnidad de tu Santo Mártir y Pontífice Eusebio de Vercelli; concédenos propicio gozar de la protección del Santo cuyo natalicio celebramos. Por N. S. J. C. …

Atiende, Señor, a las súplicas que te hacemos en la festividad de tu Santo Confesor Pedro Julián Eymard; y pues no confiamos en nuestros méritos, seamos socorridos con los ruegos del Santo que supo agradarte. Por N. S. J. C. …

Receta de mañana. Pisto. En una sartén se ponen seis cucharadas de aceite y cuando está caliente se echa un cuarto de kilo de cebolla picada muy menudita, un diente de ajo y perejil, también picados. Se parte un kilo de pimientos y se les quita la simiente, se cortan en pedacitos y se añaden a la sartén. Todo junto se deja rehogar tapado y a lumbre suave. Se pela un kilo de calabacines, se parten a cuadritos y se ponen en una cacerola. Se escaldan un kilo de tomates con agua hirviendo durante dos minutos, se les quita la piel y semilla y se cortan en pedacitos. Se unen a los calabacines en una cacerola, se añade el refrito de la sartén y todo junto se deja cocer lentamente y tapado hasta que esté en su punto. Se puede rectificar de sal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s