Vamos a traer la lista de motivos que preparamos para “La Revolución francesa” 1994: el discurso, Danton y Georg Büchner; Caracciolo Parra-Pérez; “Bosquejo de un cuadro histórico de los progresos del espíritu humano”, de Condorcet; Barbaroux; las tricoteuses; José Enrique Rodó; Charlotte Corday y Felipe Pérez; Paul Barras; la condesa du Barry; la Comuna de París; Johann Joseph de Gorres; Piotr Alexeievich Kropotkin; la Vendée; los sansculotte; André Chénier; la carmañola y Alessandro Manzoni; Felipe Igualdad; la Convención; Etienne Méhul; Pierre Gaxotte; la batalla de Neerwinden; y la batalla de Wattignies. A esta lista podemos añadir seis motivos más: la Montagne; Joseph Fouché; el Llano; Alexis Clérel de Tocqueville; el conde de Salvandy; y Georges Lenotre. Por otra parte, Paul Barras, vizconde de Barras (1755-1829), fue un político francés que trabajó por la caída de Robespierre. Se vio obligado a dimitir después del 18 de brumario. Y Caracciolo Parra-Pérez (1888-1964) fue un novelista y ensayista venezolano. Entre sus obras destaca “Miranda y la revolución francesa” (1925). Y José Enrique Rodó (1871-1917) fue un crítico, ensayista y político uruguayo. Entre sus obras destaca “Liberalismo y jacobinismo” (1906). Y las tricoteuses de la Revolución francesa eran mujeres francesas que se sentaban a tejer y charlar mientras la guillotina caía ruidosamente.

Religión de mañana. ¡Oh Dios!, que otorgaste al alma de tu siervo Gregorio los premios de la eterna bienaventuranza: concede propicio, que pues el peso de nuestros pecados nos oprime, seamos aliviados por su intercesión para contigo. Por N. S. J. C. …

Receta de mañana. Puré de zanahorias. Pelar un cuarto de kilo de zanahorias, lavarlas y cortarlas en rodajas. Llevar a ebullición un litro de agua con sal y cocer las zanahorias, hasta que estén bien blandas. Una vez cocidas, retirarlas con la ayuda de una espumadera y pasarlas, aún calientes, por un pasapurés fino o por la batidora. Calentar dos cucharadas de mantequilla en una cazuela, agregar una cucharada de harina, remover y añadir enseguida el puré de zanahoria. Cocer unos instantes, a fuego medio, sin dejar de remover, hasta que empiece a hervir. Servirlo acompañado con queso rallado, perejil picado, costrones de pan frito y aros de cebolla fritos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s