Vamos a traer la lista de motivos que preparamos para “El Mississippi” 1994: el swing; Ornette Coleman y el “free jazz”; Django Reinhardt; Saint Louis; Black Belt; Nueva Orleans; Ouachita; el Arkansas; Louisiana y Cavelier de la Salle; Mark Twain; la batalla de Vicksburg; la batalla de Nueva Orleans; Malcolm X y las Panteras negras; el gospel; la esclavitud; William John Coltrane; Bernardo de Gálvez; Maurice Pardé; y los chactas del Mississippi. A esta lista podemos añadir tres motivos más: Richard Wright; John Law; y John Charles Fremont. Por otra parte, obras importantes de Samuel Clemens (Mark Twain) son “Vida en el Mississippi” y “Las aventuras de Huckleberry Finn”, muy descriptivas, psicológicas y humorísticas. Y el göspel, voz inglesa que significa “evangelio”, es una melodía religiosa de los negros norteamericanos, cantada en solo o en coro, con una o varias voces y con acompañamiento o sin él, en las sesiones de música popular. Y Malcolm X (1927-1965), seudónimo de Malcolm Little, fue un partidario de la lucha violenta de la población negra en favor de sus derechos. Inspiró el movimiento Panteras negras, fundado en 1966 en Estados Unidos, guerrilleros urbanos anticapitalistas y antirracistas.

Religión de mañana. Oremos. Oh Dios, que bajo el admirable Sacramento nos has dejado un recuerdo de tu Pasión: te pedimos nos concedas venerar de tal modo los sagrados misterios de tu Cuerpo y Sangre, que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu redención. Señor, que vives y reinas con Dios Padre en unidad del Espíritu Santo, Dios por todos los siglos de los siglos. Amén.

Rogámoste, Señor, nos libres de todo peligro de alma y cuerpo; y por intercesión de la gloriosa siempre Virgen Santa María, Madre de Dios; de San José, de tus santos Apóstoles Pedro y Pablo, y de todos los Santos, concédenos, benigno, la salud y la paz; para que, destruida toda adversidad y error, tu Iglesia te sirva con segura libertad. Por el mismo…

Rogámoste, Señor, acojas benigno las súplicas de tu Iglesia; para que, destruida toda contradicción y error, te sirva con segura libertad. Por N. S. J. C. …

Receta de mañana. Carne estofada. Se sala medio kilo de carne y se pone en una cacerola; por encima se le echa un chorro de aceite crudo y de limón, unos trozos de cebolla, ajo y perejil picadito, laurel (otras hierbas si se desean), se espolvorea de pimentón y se le echa un pocillo de caldo o agua para que cuezan suavemente. Una vez cocida la carne se saca y la salsa se puede espesar con dos o tres galletas o con una cucharada de harina. Si se ponen galletas se deja hervir dos minutos. Si se pone harina se deja hervir diez minutos. Se sirve tal como está. Se puede colar la salsa si se prefiere así.

Un comentario en ““El Mississippi” 1994 (ciclo 2).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s