“Cuento de Navidad”, o, si nos ceñimos literalmente al título en inglés, se traduce por “Canción de Navidad”, es un cuento sobradamente conocido de Charles Dickens, muy sentimental. Se ha acusado a Dickens de sentimentalismo. Yo no lo veo tal, he leído casi todas las obras de Dickens y sí, hay detalles de ternura, en algunas obras más que en otras, pero me parece más bien un autor que, por las penalidades que pasó, conoce lo que es trabajar y las tribulaciones de la clase media.

Religión de mañana. Oremos. Oh Dios, que bajo el admirable Sacramento nos has dejado un recuerdo de tu Pasión: te pedimos nos concedas venerar de tal modo los sagrados misterios de tu Cuerpo y Sangre, que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu redención. Señor, que vives y reinas con Dios Padre en unidad del Espíritu Santo, Dios por todos los siglos de los siglos. Amén.

Rogámoste, Señor, nos libres de todo peligro de alma y cuerpo; y por intercesión de la gloriosa siempre Virgen Santa María, Madre de Dios; de San José, de tus santos Apóstoles Pedro y Pablo, y de todos los Santos, concédenos, benigno, la salud y la paz; para que, destruida toda adversidad y error, tu Iglesia te sirva con segura libertad. Por el mismo…

Rogámoste, Señor, acojas benigno las súplicas de tu Iglesia; para que, destruida toda contradicción y error, te sirva con segura libertad. Por N. S. J. C. …

Receta de mañana. Estofado de ternera. Comprar unos 300 gramos de carne de ternera para estofar, cortada en trozos uniformes, bastante grandes. Rebozar en harina sazonada. Freír las rodajas de una cebolla en 15 gramos de mantequilla y una cucharada de aceite hasta que queden doradas. Añadir la carne, una zanahoria cortada a dados, una penca de apio y un tomate pelado y picado, un ramillete de hierbas (tomillo, laurel y perejil), y condimento. Remover todo con la cebolla durante dos minutos. Añadir el zumo y la cáscara rallada de un limón, un decilitro de vino blanco y una cucharada de concentrado de tomate desleído en una taza de agua. Sazonar y dejar hervir a fuego lento durante una hora y pico. Colocar la carne en una fuente caliente; retirar el ramillete de hierbas. Pasar la salsa por el chino. Cubrir la carne con la salsa y espolvorear con perejil picado. Servir acompañado de arroz cubierto con mantequilla derretida y queso rallado. Una variante de esta receta es, para dar más sabor a la salsa, añadir un diente de ajo y agregar más corteza de limón rallada.

Un comentario en ““Canción de Navidad” (ciclo 2).

  1. Yo no leí tanto de Dickens, pero por las obras que conozco, también pienso como tú, que se han cargado las tintas al acusarle de sentimentalismo.

    De hecho, Dickens es un autor que recomendaría a quienes empiezan a leer novelas, porque a mí me sigue pareciendo un gran contador de historias.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s