Lo que tenemos construido para “El teatro” 1972 es lo siguiente: el género teatral japonés noh; Talía, musa de la comedia; Edwige Feuillere, actriz venida de la Comedia francesa; el autor Eugène Labiche; Constantin Stanislavsky; Pierre Corneille; Plauto; Molière; Carlo Goldoni; el Berliner Ensemble; y la “Conjuración de Fiesco”, de Schiller. Arthur Miller; Luigi Pirandello; e Iñigo Jones. Edwige Caroline Cunati, llamada Edwige, Feuillere, fue una actriz francesa nacida en 1907. Trabajó dos años en la Comedia francesa. Tuvo mucho éxito en el teatro y también hizo varias intervenciones en el cine. La “Conjuración de Fiesco” es un drama de Schiller. Se inspiró en el político genovés Gian Luigi Fiesco (1523-1547) y trata de la ambición de poder. Además, el noh es un drama lírico instrumental escenificado por medio de canto y mimo, perteneciente al teatro tradicional japonés. Fue creado en el siglo XV. Y Eugène Labiche (1815-1888) fue un autor de vodeviles en los que critica a la pequeña burguesía del Segundo Imperio y de los inicios de la Tercera República.

Religión de mañana. Oremos. Oh Dios, que bajo el admirable Sacramento nos has dejado un recuerdo de tu Pasión: te pedimos nos concedas venerar de tal modo los sagrados misterios de tu Cuerpo y Sangre, que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu redención. Señor, que vives y reinas con Dios Padre en unidad del Espíritu Santo, Dios por todos los siglos de los siglos. Amén.

Rogámoste, Señor, nos libres de todo peligro de alma y cuerpo; y por intercesión de la gloriosa siempre Virgen Santa María, Madre de Dios; de San José, de tus santos Apóstoles Pedro y Pablo, y de todos los Santos, concédenos, benigno, la salud y la paz; para que, destruida toda adversidad y error, tu Iglesia te sirva con segura libertad. Por el mismo…

Rogámoste, Señor, acojas benigno las súplicas de tu Iglesia; para que, destruida toda contradicción y error, te sirva con segura libertad. Por N. S. J. C. …

Receta de mañana. Judías verdes con tomate. Pelar un kilo de judías verdes quitándoles los hilos y cortándolas en cuadraditos. Echarlas en agua hirviendo salada, dejarlas ocho minutos y escurrirlas. Pelar una cebolla mediana y un diente de ajo y picarlos menuditos. En una cacerola poner tres cucharadas soperas de aceite de oliva y rehogar en él la cebolla y el diente de ajo; cuando esté transparente añadir 700 gramos de tomates bien maduros, cortados en pedazos y quitadas las simientes, así como un ramillete de perejil, estragón y laurel. Dejar que cuezan unos quince minutos, quitar el ramillete y pasar la salsa de tomate por el chino. Volver a ponerla en la cacerola, añadir las judías verdes, salpimentar y remover. Dejar que cuezan de doce a quince minutos más. Ponerlas en una fuente y espolvorear con perejil picado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s