Lo que tenemos construido para “La literatura” 1972 (el libro) es lo siguiente: el futurismo; la musa Polimnia; Milton; Maurice Maeterlinck; la expresión “sapere aude”; Hölderlin; Heine; Horacio; el Biedermeier; Maquiavelo; el romanticismo; Lamartine; “La Henriade”, de Voltaire; y la lengua d’oïl y la lengua d’oc. John Ruskin; Jean Antoine de Baïf, Pierre de Ronsard, Joachim du Bellay y la Pléiade; y el bardo. Biedermeier es un nombre que procede de una revista satírica y caracteriza a un maestro de escuela de ficción que representa a la clase media burguesa conservadora en Alemania y otros países del norte de Europa entre 1815 y 1848, y sirve para definir un estilo artístico superficial y sentimental. “Sapere aude”, “Atrévete a saber”, es una frase de Horacio recuperada por Kant para definir el movimiento ilustrado. Además, Polimnia, en la mitología griega, es la musa de la poesía lírica. Y Alphonse de Lamartine (1790-1869) fue político y el último gran romántico francés. Murió pobre y olvidado.

Religión de mañana. Oremos. Oh Dios, que bajo el admirable Sacramento nos has dejado un recuerdo de tu Pasión: te pedimos nos concedas venerar de tal modo los sagrados misterios de tu Cuerpo y Sangre, que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu redención. Señor, que vives y reinas con Dios Padre en unidad del Espíritu Santo, Dios por todos los siglos de los siglos. Amén.

Dios omnipotente y misericordioso, aleja propicio de nosotros toda adversidad: para que sin estorbo en cuerpo y alma, nos empleemos con libertad de espíritu en tu servicio. Por N. S. J. C. …

Rogámoste, Señor, nos libres de todo peligro de alma y cuerpo; y por intercesión de la gloriosa siempre Virgen Santa María, Madre de Dios; de San José, de tus santos Apóstoles Pedro y Pablo, y de todos los Santos, concédenos, benigno, la salud y la paz; para que, destruida toda adversidad y error, tu Iglesia te sirva con segura libertad. Por el mismo…

Receta de mañana. Patatas en “ragout”. Se echan en una cacerola unas cebollitas enteras, un nabo, zanahorias a pedazos, aceite o mantequilla. Se añaden las patatas, cortadas no muy gordas, un vaso de agua, tomillo, perejil, laurel y hierbabuena y se deja cocer a fuego lento durante dos horas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s