Lo que tenemos construido para “La ciencia-ficción” 1973 es lo siguiente: George Orwell; el pintor Dr. Atl; H. G. Wells; Edward Bellamy; Cyrano de Bergerac; Edgar Rice Burroughs; la literatura fantástica; la técnica y la ciencia; Hugo Gernsback; “Paisaje”, del pintor Siqueiros; Jack London; Luciano de Samosata; Ray Bradbury; y Arthur C. Clarke. La ciencia-ficción caliente y Clifford Simak y Fred Hoyle. En el siglo II d. c. el escritor griego Luciano de Samosata hizo una de las primeras narraciones de ciencia-ficción describiendo una nave transportada a la Luna por una tromba marina. El pintor mejicano autollamado Dr. Atl se adentró en las ciencias ocultas e hizo también una de las primeras obras de ciencia-ficción, el libro de literatura fantástica titulado “Un hombre más allá del universo” (1935). Además, Eric Blair, llamado George Orwell, fue un escritor británico (1903-1950). Desempeñó numerosos oficios, estuvo en muchos lugares, cosas que reflejó en varias obras, y se desengañó de la izquierda socialista. Hizo una sátira del régimen soviético, “Granja de animales” (1946). Escribió también ensayos y una novela de anticipación, “1984” (de 1949), en la que refleja un pesimista cuadro del futuro de la humanidad, bajo las formas totalitarias del Estado. Y Cyrano de Bergerac (Hector-Savinien) fue un escritor francés nacido en París en 1619 y muerto en 1655. Autor de “El otro mundo. Historia cómica de los estados e imperios de la Luna” e “Historia cómica de los estados e imperios del sol”.

Religión de mañana. Oremos. Oh Dios, que bajo el admirable Sacramento nos has dejado un recuerdo de tu Pasión: te pedimos nos concedas venerar de tal modo los sagrados misterios de tu Cuerpo y Sangre, que sintamos continuamente en nuestras almas el fruto de tu redención. Señor, que vives y reinas con Dios Padre en unidad del Espíritu Santo, Dios por todos los siglos de los siglos. Amén.

Rogámoste, Señor, nos libres de todo peligro de alma y cuerpo; y por intercesión de la gloriosa siempre Virgen Santa María, Madre de Dios; de San José, de tus santos Apóstoles Pedro y Pablo, y de todos los Santos, concédenos, benigno, la salud y la paz; para que, destruida toda adversidad y error, tu Iglesia te sirva con segura libertad. Por el mismo…

Rogámoste, Señor, acojas benigno las súplicas de tu Iglesia; para que, destruida toda contradicción y error, te sirva con segura libertad. Por N. S. J. C. …

Receta de mañana. Pisto. En una sartén se ponen cinco cucharadas soperas de aceite a calentar, y cuando esté se echa medio kilo de pimientos picados menudos, quitándole antes las partes blancas y las simientes. Tapar la sartén y dejar que se vaya haciendo a fuego lento durante veinte minutos más o menos, moviendo de vez en cuando la sartén para que no se agarren. Cuando estén a medio hacer, agregar un kilo de tomates previamente pelados, quitadas las simientes y cortados en trozos. Dejar entonces que cueza destapado hasta que se haya consumido el caldo del tomate; añadir entonces sal al gusto y servirlo. Este plato puede prepararse con antelación y recalentarse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s