Lo que tenemos construido para “La mitología” es lo siguiente: por Grecia, el bello mito de Alcíone. Por Roma, la diosa Libitina. Por Egipto, la serpiente Apap o Apepi. Por América del norte, Nanabozho y Manitú. Por Latinoamérica, Votán. Por la India, Indra. Por China, los tengus. Por Japón, Tsuki-Yomi. Por los eslavos, la rusalca. Por los judíos, Abda. Por Mesopotamia, Enki. Por los germanos, las ondinas. Por los esquimales, Aulanerk. Por los celtas, Bran. Por la mitología oceánica, Tané-Mahuta. Y por la mitología africana, Tikoa. La contienda entre lapitas y centauros. Alcíone y Ceix fueron castigados por querer compararse a Zeus y Hera y transformados en alciones (martín pescador). Libitina era la diosa de los entierros y de la muerte. Indra es el dios de los guerreros y del rayo, y va montado sobre un elefante. Además, Votán es un personaje mítico de Méjico y América central. Tenía forma de serpiente y se estableció en Huehuetla con siete familias, a las que enseñó los rudimentos de la civilización. Y en la mitología norteamericana, Nanabozho es dios del fuego y la tierra, protector de los animales e hijo del dios del viento. Nanabozho y su hermano Manitu estaban constantemente enfrentados ya desde que estaban en el útero de su madre. Manitou es el espíritu de todas las cosas de la naturaleza, buenas o malas, que fue adoptado por muchas tribus norteamericanas. Y Apepi o Apap, en la mitología egipcia, es el señor del mal y las tinieblas. Se le representaba como una gran serpiente, que fue vencida por Horus al llegar el alba.

Religión de mañana. ¡Oh Dios!, que ves no podemos subsistir por nuestra propia virtud: concédenos propicio que, por la intercesión de San Martín, tu Confesor y Pontífice, seamos defendidos contra toda adversidad. Por N. S. J. C. …

Receta de mañana. Sopa económica. Se fríen en aceite o manteca, cebolla, ajo y tomate picados con un poquito de perejil, menudito todo, se fríe sazonándolo de sal y luego se le añade el agua suficiente. Cuando haya hervido se pasa por el chino, se cuece en una cacerola con el pan rebanado que la sopa precise y, al ir a servirla, se le pone huevo cocido en pedacitos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s