Lo que tenemos construido para “El antiguo Egipto” 1976 es lo siguiente: el hipogeo; la corona del rey egipcio; el culto de los animales; la piel de leopardo; Menes; los israelitas; el templo de Karnak; los textos de los sarcófagos; la batalla de Meggido; Amenofis IV; Ramsés II; los dioses solares; Kadesh; y las momias. El sicomoro; y William Elery Leonard. Menes es un faraón egipcio, cuyo nombre inicia la primera dinastía. Unificó el Alto y Bajo Egipto y fundó Menfis. Envuelto en la leyenda, dícese de él que es el primer rey que hubo en la Tierra, después de los dioses, y que civilizó Egipto e instituyó el culto divino. Kadesh es el nombre de una batalla (1291 a. c.) librada entre las tropas egipcias de Ramsés II y el ejército hitita cerca de la actual ciudad de Homs (Siria). Aunque el resultado no fue claro, el faraón hizo que se celebrara como una gran victoria en algunos de los monumentos que ordenó erigir. Además, un hipogeo es una tumba egipcia. Y la doble corona del rey egipcio, el “pschent”, simbolizaba la unión de los dos territorios del Bajo y el Alto Egipto, porque estaba formada por la mitra blanca del sur y el gorro rojo del norte. A su vez, los dos dioses de aquellos territorios, respectivamente Seth y Horus, eran rivales y residían físicamente y estaban conciliados en la persona del Rey.

Religión de mañana. ¡Oh Dios!, que diste a tu pueblo por ministro de la eterna salud a San Ambrosio: rogámoste nos concedas que, pues le tuvimos por Doctor de la vida en la tierra, merezcamos tenerle por intercesor en el cielo. Por N. S. J. C. …

¡Oh Dios!, que maravillosamente preservaste a la Madre de tu Unigénito Hijo en su Concepción de la culpa original: rogámoste nos concedas que, auxiliados por su intercesión, celebremos su festividad con limpios corazones. Por el mismo Señor N. S. J. C. …

Receta de mañana. Vainas con calabaza. Limpiar 400 gramos de judías verdes, partirlas por la mitad y trocear. Cocerlas en una cacerola en agua con sal y un chorro de aceite durante unos doce minutos para que queden al dente. Mientras pelar y trocear 200 gramos de calabaza. En otra cazuela con aceite rehogar una cebolla y dos dientes de ajo. Todo picado y sazonado. Añadir la calabaza, sazonar y rehogar cuatro o cinco minutos. Agregar una cucharadita de harina. Rehogar nuevamente e incorporar las judías y parte de su caldo de cocción (como un vaso). Dejar hacer unos cinco minutos y servir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s