Lo que tenemos construido para “El Olimpo” es lo siguiente: Zeus; Hera; Hebe y Ganimedes; Efialte; el Olimpo, el monte Ida y el monte Athos; la titanomaquia y los hecatónquiros; los uránidas y la gigantomaquia; las Horas; Temis; las mansiones construidas por Hefesto; el Asgard; Prometeo; “El triunfo de Venus” o “El Olimpo”, de Tiepolo; Asclepiodoro; las doce divinidades del panteón olímpico; el néctar y la ambrosía; las Gracias; Hermes; e Iris. Pélope; y los hsien. El Olimpo es un macizo montañoso que hay en Grecia. Sobre una de sus cumbres colocaban los griegos la morada de sus dioses. Los “catorce Olimpos” son las diversas cumbres que integran la cadena. El Olimpo, el monte Ida y el monte Athos son montañas sagradas. Hera es una diosa olímpica, esposa de Zeus. Es la protectora de las mujeres y diosa del matrimonio. Fue diosa nacional de los romanos con el nombre de Juno. Las Gracias eran diosas hijas de Zeus y Hera. Eran tres y habitaban el Olimpo, llenándolo de alegría y belleza. Sus nombres eran Aglaya, Eufrosine y Thalia. Además, Temis es en la mitología griega hija del Cielo y de la Tierra, esposa de Zeus, con el que tuvo a las Horas y las Parcas. Personificaba la justicia y presidía las asambleas del pueblo. Vivía en el Olimpo en armonía con Hera. Y Asclepiodoro fue un pintor ateniense del siglo IV a. c. Plinio el Viejo cita uno de los cuadros del pintor, en el que figuraban los doce dioses mayores de los griegos. Y la ambrosía, en la mitología griega, es un manjar que servía de alimento a los dioses. Conservaba la juventud y la inmortalidad, produciendo una deliciosa euforia. El néctar era la bebida de los dioses, de color rojo como el vino.

Religión de mañana. ¡Oh Dios!, que hiciste a San Juan, tu Confesor y Doctor, insigne amante de la Cruz y de la perfecta abnegación de sí mismo: concédenos que, insistiendo incesantemente en su imitación, alcancemos la gloria eterna. Por N. S. J. C. …

Receta de mañana. Patatas abuñoladas. Llevar a ebullición en una cazuela un decilitro de agua (un poco menos de un vaso) con un decilitro de leche y dos cucharadas de mantequilla o de margarina. Apartar del fuego e incorporar 100 gramos de puré de patatas espeso, mezclar bien y sazonar con media cucharadita de sal. Una vez que esté templado, añadir dos huevos. Meter el conjunto en la nevera y dejarlo enfriar durante dos horas. Después formar bolitas con la masa y colocarlas en una bandeja. Poner a calentar abundante aceite en una sartén e ir friendo por tandas las bolitas cuando el aceite esté bien caliente. Sacarlas y escurrirlas sobre papel absorbente. Servir caliente. Se puede usar como guarnición.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s