Lo que tenemos construido para “El safari” 1977 (África) es lo siguiente: los bantúes y el swahili; los watussis; los masai; el arte de Ife; los bosquimanos; los hotentotes; los zulúes; el avestruz; la cebra; la pintada; el gorila; los cinocéfalos, los cercopitecos y los catarrinos; el impala; el chimpancé; el serpentario; León Africano; Bernard Dadie; Melville J. Herskovits; Katharine Hepburn y Humphrey Bogart y “La reina de África”; y Pablo Armando Fernández. Leo Frobenius; Georg Schweinfurth; y la iboga. Los masai son un pueblo de raza nilótica que habita en Kenya y Tanganyika. Antes de la llegada de los europeos eran una organización guerrera terrible. Hoy son pastores nómadas. Los zulúes son un pueblo de raza negra del grupo bantú que vive en el sur de África generalmente en reservas. Su imperio, importante en el siglo XIX, fue destruido por los bóers y los ingleses. Los bantúes son unos pueblos de África surecuatorial formados por numerosas etnias, que se distinguen por sus lenguas del grupo bosquimano-hotentote. Se dedican a la agricultura. El swahili es una lengua bantú hablada en la costa de Tanganyika y en la isla de Zanzíbar, especialmente por los cafres. Además, el serpentario es un ave rapaz también llamada sagitario o secretario, por las largas plumas que tiene en la región occipital. Vive en África, entre el trópico de Cáncer y el cabo de Buena Esperanza, en los boscajes poco densos y en las estepas, y se alimenta de pequeños animales, principalmente reptiles. Y la pintada es el nombre común de varias aves galliniformes, originarias de África. Son también llamadas gallinas de Guinea. Se alimentan de insectos o vegetales, según la estación. Se domestican con facilidad, su carne es muy sabrosa y sus huevos son de buena calidad. Y la cebra es un mamífero que en afinidad está entre el asno y el caballo, y que vive formando rebaños, a veces muy numerosos, en las sabanas del sur y este de África.

Religión de mañana. Concédenos, Te rogamos, Dios omnipotente, que, a ejemplo de San Juan, Confesor, adelantando en la ciencia de los Santos, y ejercitando la misericordia con los prójimos, consigamos por sus méritos ser perdonados por Ti. Por N. S. J. C. …

Receta de mañana. Champiñones salteados. Escoger un kilo de champiñones que no sean muy grandes; cortarles la parte terrosa del pie; echarlos en agua con zumo de limón durante unos minutos. Lavarlos dos veces, escurrirlos y enjugarlos. Ponerlos en la sartén con unos 60 gramos de mantequilla y el zumo de medio limón. Dejar que cuezan a fuego suave; remover con frecuencia hasta que se haya evaporado el agua. Añadir otros 60 ó 65 gramos de mantequilla; salpimentar, dejar que los champiñones se doren a fuego muy lento hasta que estén cocidos, pero sin que se dore la mantequilla. Servir espolvoreados con tres cucharadas de perejil picado y una cucharadita de ajo picado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s