Lo que tenemos construido para “El ferrocarril” 1977 es lo siguiente: el Transiberiano; el funicular; el correo; Claudio de la Torre; el ferry-boat; los vagones y furgones; Stephenson; el guardagujas; William Averell Harriman; el banderín; Joaquín Arróniz; el paso a nivel; el Taurus-express; el quitanieves; y la RENFE. Quintilipi; e “Il ferroviere”. El paso a nivel es un sitio en que un ferrocarril se cruza con otro camino al mismo nivel. El Ferrocarril Transiberiano es una línea de ferrocarril de 9000 km que atraviesa Siberia meridional de Moscú a Vladivostok, construida de 1891 a 1904. Joaquín Arróniz es un escritor mejicano (1838-1870), que desde muy joven se dedicó al periodismo. Es autor de varias obras, algunas de ellas eruditas, y entre las que podemos destacar “El ferrocarrilero”. Además, George Stephenson fue un ingeniero inglés (1781-1848), inventor y constructor de las primeras locomotoras de vapor (en 1814 y 1829), y director de la construcción de la primera vía férrea (Stockton-Darlington, 1821-25), y asimismo en otros países. Y el Taurus-express es el nombre de un ferrocarril internacional, creado en 1930, entre Haydarpasa, en la orilla asiática del Bósforo, y Bagdad, con bifurcaciones a Alepo, Beirut y El Cairo, Teherán por carretera, y Basora. Este tren se prolonga mediante el Oriente-express, más allá de Istanbul, hacia el Oriente medio. Y ferry-boat es una voz inglesa, de “ferry”, pasaje, transporte, y “boat”, barco. Es una embarcación especialmente destinada para el transporte de vehículos y vagones de tren. El ferry-boat, pontón o balsa portatrenes, se utiliza cuando no se puede tender un puente entre dos orillas y se ha de poner en comunicación o enlazar los extremos de dos líneas de ferrocarril separadas por un curso o extensión de agua.

Religión de mañana. ¡Oh Dios!, que constituiste a tu Unigénito Hijo Salvador del género humano, y ordenaste que se llamase Jesús: concédenos propicio que cuantos veneramos su santo nombre en la tierra, gocemos también de su vista en el cielo. Por el mismo…

Receta de mañana. Bonito con cebolla y vino blanco. En una cacerola se pone aceite a calentar, se echan las cebollas peladas y muy picadas, se colocan encima las rodajas de bonito, se sala y se rocía con el vino blanco. Se pone una hojita de laurel. Se tapa y se deja a fuego lento una media hora aproximadamente. Se sacude de vez en cuando la cacerola. Se sirve en fuente con la cebolla encima. Si hiciese falta puede añadirse un poco de agua.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s