Lo que tenemos construido para “La arqueología” 1977 (las civilizaciones perdidas) es lo siguiente: las ruinas en las Bellas Artes; la Atlántida; Canayagua y Copán; Francisco del Paso y Troncoso; Machu Picchu; la tumba de Tutankhamen; Heinrich Schliemann, Wilhelm Dorpfeld y Michael Ventris; Ernst Curtius; Toprakkale; Catal Höyük; Alaca; Ras Samrah; Petra; Bedrich Hrozny; Uruk; André Parrot; Adolf Schulten; Auguste Mariette; Hammurabi; Alexandr Natanóvich Bernchtam; Kenneth John Conant; y el Tesoro de Guarrazar. Sir Charles Leonard Woolley; David George Hogarth; Heinrich Barth; George Friedrich Grotefend; Carlos de Borbón, rey de las Dos Sicilias; Arthur Evans; sir Henry Creswicke Rawlinson; Marcel Aubert; Juan de Arguijo; Jean-Jacques Barthélemy; Jacopo Bellini; Eduard Gerhard; Panaghiótis Kavvadhiás; Pierre Montet; Georg Ebers; Claude Charnay; y Joseph Déchelette. El Tesoro de Guarrazar es un conjunto de piezas de orfebrería de época visigoda hallado junto a Guadamur (Toledo, España), en 1853 y 1861. Kenneth John Conant es un arqueólogo norteamericano nacido en 1904, que fue profesor de arquitectura en la universidad de Harvard, participó en varias misiones arqueológicas y escribió dos libros sobre arquitectura histórica. Alexandr Natanóvich Bernchtam es un orientalista soviético nacido en 1910, profesor de universidad, dedicado al estudio de la historia, arqueología y etnografía del Asia central. Descubrió vestigios de varias civilizaciones antiguas. Hammurabi fue un rey (h. 1730-1685 a. c.) de la dinastía semita de Babilonia, en cuyo reinado se promulgó una de las legislaciones más antiguas del mundo llamada Código de Hammurabi, que está grabado en un bloque de diorita y fue descubierto en 1901. Además, Catal Höyük es un emplazamiento prehistórico en Turquía. Las excavaciones han revelado que se trata de una gran ciudad neolítica con diez niveles arqueológicos. Y Alaca es una localidad de Turquía, antigua ciudad hitita, que ha sido objeto de numerosas campañas de excavación, entre cuyos descubrimientos destacan una puerta monumental adornada con esfinges y un grupo de tumbas, de cronología discutida (III o II milenio), con ajuar de gran importancia arqueológica. Y Ernst Curtius (1814-1896) fue un filólogo e historiador alemán. Dirigió las excavaciones de Olimpia y publicó numerosas memorias arqueológicas sobre el Peloponeso. Su obra más importante es la “Historia de Grecia” (1857-1861). Y el emplazamiento de Toprakkale tiene una escarpadura rocosa que es la montaña de Van. La montaña tiene un nicho donde se conservó un largo texto de finales del siglo IX a. c., con una lista duplicada de setenta y nueve dioses, y en el que se consignan los sacrificios de toros, vacas y corderos que debían serles ofrecidos. El héroe armenio Meher franqueó esta puerta y se adentró en la montaña. Un joven arqueólogo francés, A. Schulz, que visitó Armenia a principios del siglo XIX y dejó allí su vida, se enteró de que un campesino había encontrado un día un magnífico trono de bronce con incrustaciones de oro y de rubíes, el trono del rey de Urartu. Los campesinos se habían apoderado del tesoro y lo habían fundido. Toprakkale y Tuschpa han sido saqueadas allá por los años 1875 y 1880 por los buscadores de tesoros, conscientes del interés del mercado de objetos urartianos. En ocho temporadas de excavación, el profesor Tashin Ozgüs sacó a la luz el trazado de las murallas de una formidable ciudadela y descubrió un cementerio en el exterior de la ciudad. Cada tumba es una copia en pequeño, muy bien hecha, de una casa.

Religión de mañana. Omnipotente sempiterno Dios: mira propicio nuestra flaqueza; y extiende, para protegernos, la diestra de tu Majestad. Por N. S. J. C. …

Mira nuestra flaqueza, Dios todopoderoso; y pues el peso de nuestros pecados nos agobia, protéjanos la gloriosa intercesión de tu Santo Mártir y Pontífice Timoteo. Por N. S. J. C. …

¡Oh Dios!, que adornaste a tu santo Confesor y Pontífice Tito con virtudes apostólicas: concédenos por sus méritos e intercesión, que viviendo justa y piadosamente en este siglo, merezcamos llegar a la patria celestial. Por N. S. J. C. …

Receta de mañana. Judías con chorizo. Se pone agua en una cacerola. Se echan las judías blancas y se ponen a hervir. Se fríen dos cebollas a rodajas, muy blanditas, se echan los trozos de bacon, después el tomate. Se pone una hoja de laurel y un poco de harina. Se echa en las judías el sofrito, unas rodajitas finas de chorizo y de morcilla, unos cuadraditos de tocino y se pone todo a hervir suavemente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s