Lo que tenemos construido para “La ciencia-ficción” 1978 (la aventura espacial) es lo siguiente: el Sputnik; el Lunik; el Vostok; el Apolo XI; el Proyecto Géminis; Cabo Kennedy o Cañaveral; el Soyuz; el Venera; el Mars y el Mariner; Hermann Oberth; el giroscopio; la escafandra espacial; la NASA; y el Viking. La futurología; y Constantin Tsiolkovsky. Lunik es el nombre genérico dado por los soviéticos a sus sondas y satélites lunares, ingenios cósmicos destinados a investigar la Luna. Y Hermann Oberth es un científico alemán nacido en Rumania en 1894 y considerado, junto con el ruso Tsiolkowsky, el francés Pelterie y el norteamericano Goddard, como uno de los fundadores de la astronáutica. Además, Cabo Cañaveral es una punta de la costa occidental del estado de Florida en Estados Unidos. De 1963 a 1973 se llamó Cabo Kennedy. La base de la N. A. S. A., que incluye instalaciones de la Defensa, para el lanzamiento de ingenios espaciales se denomina Centro Espacial Kennedy. Y la escafandra espacial es un traje protector empleado por los cosmonautas, que permite su estancia en el espacio interplanetario o sobre un planeta cuyo medio ambiente resulta hostil. Es un traje herméticamente cerrado que dispone de su propia atmósfera. La renovación de la misma está calculada de tal modo que aparte de suministrar el oxígeno necesario para la respiración y demás procesos metabólicos, proporciona la ventilación y temperatura adecuadas, lo que se consigue también con la ayuda de dispositivos climatizadores que lleva incorporados. Asimismo, dispone de sistemas para la eliminación de malos olores, las materias excretadas por el cosmonauta, el anhídrido carbónico originado por el proceso respiratorio y la humedad.

Receta de mañana. Zanahorias con arroz blanco. Se raspa un kilo de zanahorias y se lavan, cortándolas en tiras finas. Se corta medio kilo de cebolla menudita y se escaldan en agua hirviendo cien gramos de tomate para quitarle la piel. En una cacerola se ponen cinco cucharadas de aceite y cuando está caliente se echa la cebolla, la zanahoria y el tomate; se añade ajo, laurel y se rehoga unos diez minutos a fuego lento. Pasado este tiempo se añade un cuarto de litro de agua hirviendo, se salpimenta y se deja que cueza lentamente hasta que se consuma y estén tiernas las zanahorias. Se decanta la salsa que queda y se espesa con una cucharada de harina tostada y se agregan tres cucharadas de vino. Se ponen en una fuente redonda, se echa la salsa por encima y se guarnece de moldecitos de arroz blanco. Arroz blanco. En un cacillo se ponen dos tazas de arroz y se cubre de agua fría. Se arrima al fuego y se deja hervir cinco minutos justos. Pasado este tiempo se echa en un colador y se lava al chorro de la fuente. En una cacerola se miden cuatro tazas de agua, se añade sal y se pone al fuego; cuando hierve se echa el arroz, media hoja de laurel y treinta gramos de manteca de cerdo y se deja hervir quince minutos. Se separa del fuego y se deja reposar cinco minutos y se moldea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s