Lo que tenemos construido para “El terror” 1982 es lo siguiente: los gakis japoneses; los cuentos de fantasmas de Dan no Ura; los asustadores pishtacos andinos; los Yaksas de la India; el coco; “Los milagros de Chester”; “El castillo de Otranto”; Edith Wharton; Goya; los circuitos fantasmas; Mihail Sadoveanu; Maiturus; Thomas Nashe; el temor nocturno; “Fantasmas”, de Wenceslao Fernández Flórez; Fobo y Deimo; el dios escandinavo Hodur; el Grand Guignol; Werwolf; “La primera noche de Walpurgis”, de Goethe y Hermann Suter; los tupapaus polinesios; “Siete cuentos góticos”, de Karen Dinesen Blixen; y Peter Cushing. La Revolución francesa. Maiturus es un espanto que tiene su origen en los esclavos negros al comienzo del período colonial. El gusto del público inglés evolucionó y se orientó hacia espectáculos cómico-grotescos o trágicos y sangrientos (de horror, diríamos actualmente): ambas tendencias se perciben claramente en la obra “Los milagros de Chester”, del siglo XV. Edith Wharton (1862-1937) fue una novelista norteamericana que escribió excelentes cuentos de fantasmas. Premio Pulitzer en 1934 por su novela “La edad de la inocencia”. Peter Cushing es un actor de cine inglés nacido en 1913, que alcanzó gran popularidad como intérprete de películas de terror. Además, las dos lunas de Marte, descubiertas por Asaph Hall, se denominan “miedo” (Fobos) y “terror” (Deimos). Fobo, como personificación del miedo, es, con Deimo, hijo de Ares, pero también era un antiguo dios de la guerra cuyo culto se mantuvo largo tiempo. En la mitología griega y romana el miedo era tan poderoso que fue divinizado. Además, Fobo residía a las puertas del Infierno. Y yaksa es la denominación que se da, en la India, a ciertos genios, cuyo jefe es Kubera, dios de la Riqueza. Generalmente son benéficos y favorables a los hombres, aunque a veces revisten un aspecto terrorífico. Y los polinesios conservan un antiguo e invencible miedo a los fantasmas (tupapau), pues creen que las almas de los difuntos vagan durante largo tiempo por el mundo atemorizando a los vivos. Y Wenceslao Fernández Flórez fue un escritor español (1879-1964), de humorismo incisivo y cáustico, entre cuyas obras destaca “Fantasmas” (1930).

Receta de mañana. Setas cocidas sencillamente. Se limpian las setas y si son muy grandes se parten en pedazos. Se cuecen con poca agua y sal y al tiempo de servirlas se aderezan con aceite y limón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s