Lo que tenemos construido para “La Nochebuena” es lo siguiente: el Apolo VIII; las batallas de Trenton y Princeton; el ayuno de la vigilia de Navidad; el general Tojo; los voluntarios en la Guerra Civil española; la “noche de la lucha contra la religión”; las aldeas croatas y eslovenas; el gloria; la batalla de Hong Kong; Fernando de Córdoba y Valor; el general Severiano Martín; el accidente de Franco; el duende; el periódico “La Vanguardia”; Ogden Nash; Manuel González Seledón; la Nochebuena en Mallorca; “La zapatera prodigiosa”; y el terremoto de Málaga y Granada. El ataque de Van Gogh a Gauguin; Larra; y “Acto para la Nochebuena”. En la “noche de la lucha contra la religión”, en 1929, en Leningrado, por Nochebuena, encarcelaron a muchos intelectuales creyentes para no soltarlos. En las aldeas croatas y eslovenas, después de la cena de Nochebuena y la misa de gallo, todos los miembros de la familia pasan la noche durmiendo sobre la paja en memoria del nacimiento de Cristo en Belén. En el siglo V, lo más tarde, el gloria aparece en occidente, recitándose en griego o en latín. Al principio estaba reservado al papa, que lo recitaba en la misa de Nochebuena; luego lo dijeron también los obispos (siglo VI), en los domingos y fiestas de mártires, y los sacerdotes, solamente en Pascua. Estas restricciones desaparecieron a partir del siglo XI. Además, Washington, al mando del Ejército Continental desde 1775, contraatacó a los ingleses a finales de año. Con hábiles maniobras obtuvo dos victorias. En la primera arrebató Trenton a los soldados de Hesse, tras lo que, en Nochebuena, cruzó el helado río Delaware. Luego rechazó el contraataque de Hesse en Princeton. Y los días de ayuno han sido reducidos por diversas disposiciones pontificias. En España, para los que toman la Bula de la Santa Cruzada y para los pobres, se han reducido a cuatro: el miércoles de Ceniza, el Viernes Santo, la vigilia de Navidad (que se puede adelantar al sábado anterior o al día 23) y la vigilia de la Inmaculada. Los que no tomen Bula y no sean pobres deben ayunar además todos los días de Cuaresma (excepto los domingos), los días de Témporas y las vigilias de Pentecostés y de Todos los Santos. Y la ejecución en Japón, el día de Nochebuena, del general Tojo y de siete de sus colaboradores, ajusticiados en la horca como inspiradores de la guerra imperialista, hizo circular entre la población una corriente nacionalista, redoblada por la animosidad contra el ocupante estadounidense.

Receta de mañana. Patatas con guisantes. Pelar y trocear un kilo de patatas en dados regulares; reservarlas. Quitar la piel a dos tomates y rallarlos. Picar menudo una cebolla. Acercar una sartén al fuego con una cucharada de manteca de cerdo, rehogar en ella la cebolla y los tomates y dejar hacer a fuego suave unos quince minutos. Agregar, después, pimentón y una copita de vino blanco. Incorporar las patatas, una ramita de hierbabuena y 250 gramos de guisantes. Sazonar, remover y verter medio litro de agua. Tapar la cazuela y cocer. Cuando empiece el hervor, reducir el fuego y continuar la cocción hasta que las patatas y los guisantes estén bien tiernos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s