Lo que tenemos construido para “La feria (I)” 1983 es lo siguiente: los mercados; el desfile circense; los gallardetes, carteles y bombillas; la troupe; la carpa; la menagerie del circo; la ecuyére; el volatinero o titiritero; el acróbata; Potes; los payasos; el tobogán; el tiovivo o carrusel; y la barraca o caseta. La plaza. Barraca es el término con el que se designa a una caseta o albergue construido toscamente y a base de materiales ligeros. En España son muy típicas las barracas de la huerta valenciana y murciana, construidas con adobes, de planta cuadrangular y techo de cañas a dos vertientes muy inclinadas. También se llama barraca, por el parecido en su construcción, a ciertas casetas de feria. Potes es una población española, en la provincia de Santander, y que es centro de ferias y mercados. Además, en toda formación social, la generalización de los intercambios económicos ha originado la creación y desarrollo de ferias, anuales generalmente, y mercados, semanales o diarios. Y las compañías circenses, al producirse la llegada de las caravanas a la ciudad, preparaban antaño el consabido desfile o pasacalle, mediante el cual se anunciaba el espectáculo. En los desfiles callejeros de antaño, que configuraban la ceremonia de presentación del circo en las ciudades, intervenía toda la troupe y los papeles se trastocaban durante la parada. La ecuyére podía aparecer ataviada en calidad de figurante y el mozo de pista encarnar al valiente beluario, mientras el chimpancé quizá hacía las veces de director de orquesta. Hoy, esta costumbre de los desfiles ha caído en desuso. Quedan, sin embargo, resquicios de hábitos añejos que todavía utilizan algunas empresas humildes: el “pasen, señores, pasen” que vocea algún payaso ante el gentío agolpado en la fachada de la tienda de lona.

Receta de mañana. Lentejas con costillejas. Sofreír un cuarto de kilo de costillejas con tres hojas de laurel. Después, sofreír una cebolla y un tomate, y todo esto se echa a la olla con un cuarto de kilo de lentejas. Se parten cien gramos de tocino a trozos pequeños, agregándolos a la olla. Se añaden cuatro morcillas. Se echan seis granos de clavo y seis granos de pimienta, y todo se pone a hervir. Cuando las lentejas estén tiernas, se echarán dos patatas a trozos medianos, medio vaso pequeño de arroz, sal y colorante. A continuación, se pican cuatro dientes de ajo con perejil, y se agregan, dejándolo hervir a fuego lento, hasta que las patatas y el arroz estén tiernos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s