Lo que tenemos construido para “La Prehistoria” 1983 es lo siguiente: los reptiles; la desaparición de los dinosaurios; los lémures de Madagascar; los antropoides; los símidos antropoides; África y Asia Oriental; los bóvidos y el caballo; pitecantrópidos y australopitécidos; la raza Cro-Magnon; las formas lobunas menores del sur; y la metalurgia. Los tsuchi-gumo. Próximo ya el final del Paleozoico, aparecen los reptiles, primer animal auténticamente terrestre, y cuyo auténtico florecimiento tuvo lugar en una era posterior, la Mesozoica, conocida corrientemente por Edad de los Reptiles, hace poco más de 200 millones de años. Durante las dos últimas terceras partes del Mesozoico se observa la aparición de las aves, el incremento de los mamíferos y la desaparición de los últimos dinosaurios que dejaban tras sí parientes tan modestos como los lagartos, las serpientes, los cocodrilos y las tortugas. Pocos de estos animales son marinos. Además, los primates emergieron aproximadamente hace setenta millones de años, del tronco de los mamíferos, durante los períodos Cretáceo y Paleoceno, al igual que roedores, insectívoros y carnívoros. Los primeros primates se hallaban diseminados por casi todo el mundo y eran unos animales pequeños y primitivos de forma lemuroidea o tarsoidea, que se extendieron y florecieron en Norteamérica y Europa. Vivían en los árboles y comían frutos e insectos, con pocas interferencias hasta el Eoceno, en que de repente su número disminuyó. El advenimiento y rápido crecimiento de los modernos roedores y carnívoros determinó tal competencia para la alimentación y espacio vital, que muchos de los primitivos primates se extinguieron. En sólo muy escasos lugares, en los que quedaron geográficamente aislados, lograron sobrevivir. Los lémures de Madagascar, por ejemplo, son descendientes modernos de una partida que sobrevivió únicamente a causa de su aislamiento en una isla. Y el más antiguo fósil de primate conocido aparece en yacimientos del período Paleoceno medio, así en América del Norte como en Europa occidental (Francia y la región meridional de Inglaterra). Sus restos fósiles relacionan una de las ramas con los actuales lémures de Madagascar y otra con los társidos del Sudeste de Asia y de las Filipinas. Los primitivos antropoides pertenecen al bien conocido género Dryopithecus, ampliamente representado en Europa, Asia y África.

Receta de mañana. Paella. Cortar un pimiento rojo en tiras, trocear medio pollo y 200 gramos de judías verdes anchas. En una paellera con aceite caliente poner a freír el pimiento; retirarlo. En el mismo aceite, freír la carne, dándole vueltas para que se dore por igual. Añadir el pimiento que teníamos reservado, y agregar las judías. Luego, tres tomates maduros sin piel y troceados, y media cabeza de ajos. Dejar cocer lentamente y añadir pimentón. Inmediatamente, agregar dos litros de agua caliente. Sazonar con sal. Cocer a fuego vivo; luego, más suave, hasta que esté cocida la carne, unos cuarenta minutos. Añadir una pizca de azafrán y comprobar el punto de sal. Comprobar el nivel del agua, que debe estar justo debajo de los remaches de las asas. Cuando la salsa hierva, añadir medio kilo de arroz, esparciéndolo para que quede lo mejor repartido posible. La proporción normal sería medio vaso de arroz por cinco vasos de agua. Dejar el fuego vivo quince minutos; luego, bajar la intensidad del fuego y cocer nueve minutos más. Dejar reposar cinco minutos y servir. Adornar con un limón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s