Lo que tenemos construido para “F. P.” es lo siguiente: los Institutos de Orientación Profesional, las Escuelas del Trabajo y las Escuelas Industriales; las Escuelas de maestría industrial; el bachillerato laboral; la formación profesional específica de grado medio; las escuelas técnicas especiales alemanas; la “Guidance”; el pleno empleo; José Antonio Girón; el bedel; y el Instituto Técnico Superior Bauman de Moscú. La Escuela de Formación Profesional “San José”; y Louis-Charles-Henri Piéron. Las universidades laborales-demagógico nombre impuesto por José Antonio Girón a sus grandes escuelas industriales-nacieron por los años cincuenta como una interesante obra social y educativa del régimen franquista, si bien desconectada relativamente del esfuerzo y la programación educativa general. MVTLP es el Instituto Técnico Superior Bauman de Moscú. Es uno de los centros politécnicos más antiguos, cuyos orígenes se remontan a 1830. Además, se entiende por Formación Profesional la orientación y selección, el aprendizaje y la instrucción parcial o completa de perfeccionamiento de los trabajadores profesionales en las diferentes manifestaciones individuales del trabajo industrial. Para la orientación y selección profesional existen en todos los países Institutos llamados de Orientación Profesional. Y para la formación profesional propiamente dicha funcionan Escuelas del Trabajo en las que se forman los obreros especializados y los auxiliares técnicos. La formación de técnico industrial, que tiene por objeto formar el personal auxiliar del ingeniero director, se realiza en Escuelas Industriales. Existen asimismo Institutos para la reeducación profesional de los inválidos.

Receta de mañana. Sopa de ajo. Se fríen unos ajos (mejor con piel) pelados enteros, pero con unos cortes como a las salchichas, que no queden muy fritos, sino blanditos. Se fríen rebanadas de pan sentado. Cuando está todo frito, se cubre de agua (sin llenar). Aparte se fríen también unas rodajitas de chorizo o de jamón, que se cubren de agua con los ajos y el pan. Aparte, en un plato hondo se bate un huevo o dos. Cuando está hirviendo el agua, se echa por encima el huevo batido y se deja un tiempo hasta que el huevo se haya cuajado y los ajos estén blanditos. Y se echa sal. El huevo se remueve con la cuchara para que no forme grumos grandes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s