Lo que tenemos construido para “El turismo” 1984 es lo siguiente: Skye en las Hébridas; la Toscana; Sorrento; las guías Murray y las Baedecker; el macizo Prenj en Herzegovina; Alberta en Canadá; Fez; Puntarenas en Costa Rica; Cornualles; Vermont; Baviera; Cuernavaca en Méjico; Vaduz; Valdivia en Chile; Nassau en Bahamas; Barinas en Venezuela; Interlaken en Suiza; Barbacena; el Gran San Bernardo; Cali en Colombia; San Juan en Puerto Rico; islas Jónicas; Honolulú; y Flesinga. Yucatán en Méjico; Willemstad en Curaçao; Rocha en Uruguay; Vannes en Francia; York en Reino Unido; Salinas en Ecuador; y Harz. Skye es una de las islas Hébridas, próxima a las costas escocesas. Hay ganado ovino y turismo. Cuernavaca es una ciudad de Méjico, obispado y centro turístico y residencial. Interlaken es una población de Suiza (Berna), a orillas del Aar. Industria textil y de artes gráficas. Gran centro turístico. Prenj es un macizo montañoso, esquistoso y calcáreo de Yugoslavia, en Herzegovina. Tiene turismo (Barack y Jezero). Además, Alberta es una provincia del oeste de Canadá, y una de las grandes provincias turísticas gracias a los parques nacionales de Banff, Jasper, Elk Island y Wood Buffalo. Y Nassau es una ciudad capital de las Bahamas, en la isla de Nueva Providencia, y centro turístico. Y el Gran San Bernardo es un paso de 80 km entre Martigny (Suiza) y Aosta (Italia), en los Alpes Occidentales. En la parte más alta (2472 m) San Bernardo de Menthon (923-1008) fundó un convento en el que se albergan los viajeros. Son muy célebres los perros de esos monjes llamados también “perros de San Bernardo”, que ayudan a buscar a los viajeros perdidos. Y Honolulu u Honolulú es una ciudad y puerto en la isla de Oahu, en el Pacífico, capital del archipiélago estadounidense de Hawai. Se ha convertido en uno de los puertos más importantes del Pacífico, es escala aérea y centro turístico.

Receta de mañana. Judías verdes a la mayordoma. Se cuece un kilo de judías y se ponen a escurrir. Se ponen en una cacerola con cien gramos de mantequilla y se saltean para que saquen el agua que las haya quedado. Cuando están completamente secas y calientes se retiran del fuego, se sazonan de sal y pimienta y se remueven con cuidado para no romperlas. Se vierten en una legumbrera calentada y se espolvorean de perejil picado. Se sirve enseguida y muy caliente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s