Lo que tenemos construido para “Los dulces de España” es lo siguiente: las yemas de Santa Teresa; el “bizcocho borracho”; las perrunillas; la tarta de Santiago; los polvorones; los mantecados de Astorga; el turrón; el mazapán toledano; los suspiros de Menorca; las rosquillas de Almagro y las tortas de Alcázar; los bizcochos de Barbastro; los pastelillos de La Palma; las almendras garrapiñadas de Alcalá de Henares; y las natillas navarras. El sequillo; y el secadillo. Los bizcochos de Barbastro son un plato típico de la cocina alto-aragonesa. No se termina con los pestiños la repostería sevillana, posiblemente la más larga del mundo. Hay que citar las yemas de San Leandro, los cortadillos de cabello de ángel, las tortas sevillanas, las tortas en aceite, las marroquinas de Écija, el piñonate, los polvorones, las friturillas, las perrunas, etc. Además, en la repostería, Guadalajara ha introducido ese exquisito bocado llamado “bizcocho borracho”. Y la provincia de Ciudad Real ha aportado a la culinaria nacional, además de su renombrado vino de Valdepeñas, el popular “pisto manchego”, las rosquillas de Almagro, las tortas de Alcázar y los pestiños.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s