Lo que tenemos construido para “El mundo del disco” 1985 es lo siguiente: la estereofonía; la alta fidelidad; Carlos Lavin; Artur Rubinstein; la emisora HJCK; los long-plays y Peter Carl Goldmak; los discos de plástico; los coleccionistas de discos; y el lloriqueo. Las estrellas; Juan Rodolfo Wilcock; y Georges Enesco y Yehudi Menuhin. La estereofonía es una técnica de grabación desde varios puntos donde se consigue una sensación de sonido tridimensional. Se emplea principalmente en la grabación de discos fonográficos, cintas magnéticas y películas cinematográficas. La alta fidelidad define una reproducción de sonido de calidad superior. Además, un disco de la emisora HCJK (la exigente y valiosa emisora cultural colombiana) lleva por título “La voz de Olga Elena Mattei”, poetisa. Y el lloriqueo es en electroacústica es el efecto parásito producido, durante la lectura de una señal registrada, por las fluctuaciones de velocidad del soporte en el transcurso de la grabación o de la lectura, y percibido por el oído como variación de altura del sonido. Por extensión, es el conjunto de las fluctuaciones de velocidad de los aparatos o máquinas de registrar o de reproducir el sonido. Las causas más frecuentes del lloriqueo, que se manifiesta a veces durante la lectura o exploración de los discos gramofónicos, son la irregularidad de la velocidad de rotación del plato del tocadiscos o el descentramiento del disco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s