Lo que tenemos construido para “Túnez” es lo siguiente: los beréberes; los morabitos; Carlos Martel; Habib Burguiba; las alfombras de nudo y las de punto de tapiz; las catapultas y otras máquinas de guerra; los sistemas de transmisión a distancia; la “Legión extranjera”; el Oriente griego; Jantipo; el espolón; la batalla de Egates y las guerras de Macedonia; el ejército romano; la destrucción de Cartago; las lenguas autóctonas; la vida monástica; y el bey. Destrup; Destur; San Raimon de Penyafort; y Mongi Slim. Los morabitos o morabutos eran monjes guerreros del islam, que vivían en una rábida, y también los jefes o fundadores de cofradías místicas o sufis del África del norte. El ejército francés cuenta con un cuerpo especial, “Legión Extranjera”, fundado en 1831 durante la campaña de Argelia y compuesto asimismo por voluntarios. Tomó parte en las campañas militares del segundo Imperio y en las dos guerras mundiales. Posteriormente, esta legión actuó también en Indochina y Argelia. Las alfombras orientales, llamadas también de Esmirna, turcas o persas, pertenecen, excepto las Kilim o Karamani, al tipo de alfombras anudadas. La producción de sus géneros se concentra en Asia Menor, África del norte, el Cáucaso y el Irán. Además de las alfombras de nudo se fabrican alfombras de punto de tapiz o “tapices de suelo”. Hoy en día, Marruecos, Argelia y Tunicia fabrican alfombras de vivos colores. Además, un beréber es natural de la región de África llamada Berbería, es un individuo de la raza más antigua y numerosa de las que habitan el África Septentrional, desde el Atlántico hasta los desiertos de Egipto. Las actuales lenguas bereberes, continuadoras del antiguo líbico, son, en realidad, variaciones dialectales entre sí (tuareg y tamasceq del Sahara, zenaga de Mauritania, algunos dialectos marroquíes, el kabili de Argelia, el guanche de Canarias, etc.). La resistencia beréber en Berbería era una de las más tenaces contra los árabes. La apertura de Marruecos hacia el Sahara origina cierta influencia sudanesa, de la cual no hallamos equivalente en el caso de Argelia o Túnez. Los beréberes se alzaron aparentemente con el propósito de defender sus convicciones jariyíes. Y el avance militar de árabes y beréberes fue frenado en el año 732 en los alrededores de Poitiers por el príncipe franco Carlos Martel, quien se convirtió en autoridad indiscutible de Borgoña, Provenza y Eudes. Y Habib Ben Alí Burguiba es un político tunecino nacido en 1903, que luchó contra los franceses por la independencia de su país y fue elegido primer presidente de Túnez en 1957.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s