Decir que todos somos iguales es ya una visión errónea de la democracia, adjunta al relativismo y que se adscribe a la extrema izquierda, que persigue destruir todos los valores objetivos para fundar una nueva sociedad alienada puesto que ya no sabe lo que está bien y lo que está mal. Si vale tu verdad y vale mi verdad, entonces vale todo, lo que quiere decir que nada vale. Ni premios, ni galardones, ni libros, ni maestros, ni nada.

Vale lo tuyo, pero es relativo, entonces no vale. Lo mío también vale, pero como es relativo, vale más que lo tuyo, porque es mío. Lo tuyo vale, pero como es relativo no vale lo mismo que lo mío. Porque todos somos iguales.

Cuesta algo, pero al final vas dándote cuenta de la lógica de nuestra nueva sociedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s